Las Cataratas de Iguazú son una de las Maravillas naturales que nuestro hermoso Planeta puede ofrecer. No son casualidades, de hecho, que más de un millón y medio de personas decidan visitar el Parque Nacional de Iguazú cada año y que este sea uno de los destinos más famosos y fascinantes de Sudamérica.

El Parque, en efecto, cuenta con una naturaleza espectacular que es imposible de olvidar. Aquí se encuentran más de 250 cascadas, incluidos los célebres Salto San Martín, Salto Berbabé Méndez y la increíble Garganta del Diablo. El verde de la Selva Paranaense, el color rojizo del terreno, el azul del cielo y el blanco de las Cataratas aquí se mezclan creando un paisaje capaz de dejar sin aliento a todo el mundo.

Descubre todo, entonces, sobre este sorprendente Parque. Conoce sus atracciones más famosas, los senderos superior e inferior para ir a visitarlas y sus servicios, como el Tren Ecológico de la Selva, que te desplaza a través del Parque sin causarle daño a la naturaleza. Aquí encuentras, pues, toda las informaciones útiles que puedas necesitar para visitar las maravillosas Cataratas de Iguazú:

Parque Nacional Iguazú

Una de las siete Maravillas del Mundo y Patrimonio Natural de la Humanidad desde 1984, el extraordinario Parque Nacional de Iguazú es una de las joyas más valiosas de Argentina y Sudamérica en general. El parque se encuentra en la provincia de Misiones, en Puerto Iguazú, y cuenta con más de 67000 hectáreas de floreciente naturaleza.

El Río Iguazú, cuyo nombre significa “Agua Grande” en guaraní, desemboca en el Paraná creando 275 saltos de agua, que salpica entre varios islotes. Aquí es donde se encuentran las famosas y espectaculares Cataratas, creadas por una erupción volcánica, que tienen un ancho de 2,7 kilómetros y una altura que varía entre 60 y 82 metros.

El Parque Nacional de Iguazú está ubicado cerca del punto de Sudamérica en donde se encuentran tres fronteras: la de Argentina, la de Brasil y la de Paraguay. Sin embargo, hay que saber que dos tercios de las Cataratas pertenecen a la parte argentina de esta maravillosa zona.

Las Cataratas

Las Cataratas de Iguazú regalan sin duda una experiencia incomparable que permite conocer la verdadera fuerza y la belleza de la naturaleza. Estas maravillas naturales están rodeadas por la lujuriante Selva Paranaense, o Bosque Atlántico del Alto Paraná. Esta magnífica Selva cuenta con la mayoría de la biodiversidad de Argentina en cuanto a flora y fauna. De hecho, solamente las especies de animales son más de 450.

El Parque es muy grande y los saltos creados por el Río Iguazú son innumerables. Es por eso que hay varios paseos diferentes que te llevan a visitar las Cataratas de Iguazú. Primero, hay el Paseo Superior y el Paseo Inferior, que son bastante rápidos porque cuentan con 1400 y 1900 metros de pasarelas. Después, hay la célebre Garganta del Diablo, que puede ser visitada gracias a un paseo espectacular de 1100 metros. Los últimos dos paseos, al contrario, son los más largos. Se trata, de hecho, del Sendero Macuco, de 7 kilómetros y del Sendero Yacaratiá, de 30 kilómetros.

Salto San Martín

El Salto San Martín es uno de los más hermosos del Parque Nacional de Iguazú y uno de los más famosos junto a la Garganta del Diablo. Se trata de un salto muy grande, que puede ser visitado por arriba y por abajo, gracias a los paseos superior e inferior.

El paseo inferior llega a la base del hermoso salto, que es muy ancho. El paseo superior, al contrario, permite disfrutar de la belleza del Salto San Martín desde otra perspectiva. Sin embargo, hay que saber que el paseo de abajo es muy particular. De hecho, además de disfrutar de la preciosa vista, aquí se pueden tomar botes para acercarse lo más posible al salto y a la Isla San Martín, pequeño islote ubicado cerca de la cascada.

La Garganta del Diablo

La Garganta del Diablo es el salto más famoso y espectacular del Parque Nacional de Iguazú. Se trata, de hecho, de un salto de 82 metros, el más grande e impresionante del entero parque.

La mayoría del agua de las Cataratas, por consiguiente, cae en la imponente Garganta del Diablo, que cuenta con 150 metros de ancho y 700 metros de largo. Así, se trata sin duda de una vista única en el mundo capaz de dejar sin aliento a todos. En este punto, en efecto, el agua cae con fuerza generando un ruido muy particular, rocío y mucho vapor.

Los 1100 metros del paseo, por último, serán capaces de robar el corazón a todos los turistas regalandoles una vista espectacular sobre esta maravilla natural. El esplendor y la potencia de la naturaleza sin duda caracterizan este lugar inolvidable.

Salto Bernabé Méndez

Otro salto célebre y deslumbrante es el Salto Bernabé Méndez. Se trata de un salto muy fascinante y bastante ancho. Junto al Salto San Martín y a la Garganta del Diablo es de los más maravillosos e inolvidables del Parque Nacional de Iguazú.

El Salto Bernabé Méndez, además, es muy especial y difiere de los otros por una razón específica. Este salto, de hecho, representa el recuerdo de Bernabé Méndez, un guardaparque de Iguazú. El salto es un homenaje a este hombre, que ha fallecido en 1968 mientras estaba en acto de servicio protegiendo el parque de unos cazadores.

Así, el Parque Nacional de Iguazú ha decidido recordar a Bernabé Méndez a través de la belleza de la cascada, que puede ser visitada gracias al paseo que pasa por arriba del salto y permite apreciar la belleza del hermoso paisaje y del agua que cae generando mucho vapor.

Parque das Aves

El Parque das Aves se encuentra en la parte brasileña de esta zona de Sudamérica, a Foz do Iguaçu, en el estado de Paraná. Se trata de una institución cuya misión es la protección de las aves de la Mata Atlántica.

El Parque ofrece a quienes quieran visitarlo, pues, la oportunidad única de conocer desde muy cerca innumerables especies de aves, patrimonio natural que hay que valorar. Aquí se encuentran entonces las especies más hermosas y peculiares de Sudamérica. El Parque es el hogar, de hecho, de más de 130 especies de aves, por un total de más de 1300 animales.

Así como la visita de las Cataratas de Iguazú, pasar por el Parque das Aves permite establecer una profunda y genuina conexión con la naturaleza en todas sus formas. Por eso, pues, se trata de una etapa obligatoria de la visita a Iguazú.

Estación Garganta del Diablo

El Parque Nacional de Iguazú cuenta con un Tren ecológico que desplaza a los turistas a través del Parque y los lleva a las entradas de los paseos para visitar las Cataratas. Este Tren respeta el medio ambiente y permite apreciar su belleza porque lleva a sus pasajeros a través de la Selva Paranaense del Parque.

El Tren cuenta con una velocidad inferior a los 20 km para evitar interferencias con la fauna del Parque y para permitir a todos los turistas disfrutar del paisaje. El Tren Ecológico de la Selva sale en la Estación Central del Parque y pasa por la estación intermedia Cataratas. Aquí se puede acceder a los paseos superior e inferior que permiten visitar los saltos más famosos del Parque. Por último, el Tren sigue hasta la Estación Garganta del Diablo, en donde se puede visitar la joya de las Cataratas de Iguazú.

Hay que saber, para concluir, que el Tren del Parque es accesible para todos, incluidas las familias que llevan coches de bebés y las personas con discapacidades.

Descubre Sudamérica viajando con Costa

El Parque Nacional de Iguazú, Patrimonio Natural de la Humanidad y Maravilla del Mundo, es el destino que todos los turistas sueñan. Aquí es posible apreciar la fuerza y la majestuosidad de la naturaleza en todas sus formas. Los saltos San Martín, Berbabé Méndez y la Garganta del Diablo, la Selva Paranaense y la fauna que puebla las Cataratas de Iguazú ofrecen la posibilidad de conectar con la naturaleza y pasar unas vacaciones inolvidables.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que Sudamérica ofrece muchos destinos ideales para vivir un viaje único. Entre playas hermosas, ciudades de alto interés histórico y cultural y lugares naturales que dejan sin aliento, Sudamérica sabrá robarte el corazón. Elige, pues, tu destino y empieza tu aventura.