Lokrum es la isla verde de Dubrovnik: un gran parque natural anidado en las olas del mar, a unos pocos cientos de metros de Dubrovnik, en Croacia.

También llamada la isla del amor, es una de las más románticas de todas las islas croatas. Deshabitada y sin hoteles, está poblada por pavos reales y conejos que deambulan sin ser molestados: estas criaturas encantadoras se asoman por todas partes, a lo largo de los caminos e incluso en las playas

En la isla no hay instalaciones de alojamiento, pero basta con coger un ferry desde Dubrovnik para hacer una parada en este paraíso. Entre las playas de Croacia, las de Lokrum merecen una visita: son pequeñas joyas rocosas, con vistas a un mar maravilloso. 

Como el propio nombre lo revela (del latín acrumen, es decir, fruta cítrica) la isla de Lokrum siempre ha estado ligada a la tradición de las plantas exóticas: practicada durante siglos por los monjes benedictinos, fue renovada por el Duque Maximiliano de Habsburgo. El ilustre propietario de la isla fue el responsable del nacimiento del Jardín Botánico que, aún hoy, realza la visita al Monasterio Benedictino: uno de los jardines más hermosos de Croacia.

¿No sabes qué ver y hacer en Lokrum? He aquí la lista:  

Monasterio Benedictino de Santa María y el Jardín Botánico

Para los fans de Juego de Tronos, visitar el Monasterio de Lokrum es una especie de déjà vu. De hecho, algunas escenas de la famosa serie de televisión de HBO se rodaron aquí. La ficción televisiva contribuye a su encanto y este hecho ha dado sin duda a Dubrovnik un fuerte impulso turístico gracias a la proliferación de excursiones, tiendas de recuerdos, exposiciones y eventos temáticos. 

La leyenda del Monasterio Benedictino de Santa María es muy antigua: el primer registro escrito de Lokrum se remonta a 1023 y está relacionado con la fundación de la abadía. Algún tiempo después, en 1192, Ricardo I de Inglaterra habría desembarcado en las costas de la isla, después de haber naufragado en su camino de regreso de las Cruzadas. Durante muchos siglos, el monasterio de Lokrum fue ocupado por los benedictinos, dedicados a la oración y al cultivo de plantas medicinales y exóticas. Obligados más tarde a abandonar el lugar, los monjes se vengaron, según la leyenda, rociando cera en los bordes de la isla y lanzando una maldición. Con la disolución de la orden y la ocupación napoleónica, los últimos monjes fueron obligados a irse.

A mediados del siglo XIX, el Archiduque Maximiliano I de México  tomó posesión de Lokrum y decidió convertir lo que quedaba del monasterio en una residencia de verano. La lujosa residencia, una mezcla de elementos arquitectónicos románicos, góticos y renacentistas - se completó con un lujoso Jardín Botánico, enriquecido con una variedad de plantas exóticas importadas en su mayoría de Australia y Sudamérica: de particular interés es la colección de eucaliptos, cactus y suculentas. 

En 1964 la isla de Lokrum fue declarada Reserva Natural y en 1976 Reserva Especial de vegetación silvestre: se trata, en definitiva, de un gran parque natural de aproximadamente un kilómetro cuadrado, cubierto de adelfas, agaves, mirtos y otras esencias mediterráneas, entrelazadas armoniosamente con plantas raras.

Los paseos hacia el monasterio ofrecen una gran cantidad de maravillas: palmeras esculpidas, majestuosos muros (incluyendo los restos de la basílica) y parterres artísticamente esculpidos, más allá de los cuales destacan las elegantes columnas del claustro. Un punto estratégico para disfrutar de todo esto es el bar restaurante rodeado de verdor, uno de los pocos de la isla.

Fuerte Royal (Fort Royal)

En las colinas de Lokrum se encuentra Fort Royal, una impresionante fortaleza situada en el punto más alto de la isla, a unos 96 metros sobre el nivel del mar. La construcción fue iniciada por los franceses en la época de la ocupación napoleónica y completada por los austriacos que la rebautizaron como Torre de Maximiliano.

La ciudadela fortificada es el punto más panorámico de Lokrum: desde lo alto del fuerte se puede admirar una vista encantadora que se extiende por toda la isla, abarcando también la cercana ciudad de Dubrovnik. Para conquistar esta maravilla, hay un camino bastante exigente con una vista espléndida: si las temperaturas no son demasiado altas, the path of paradise (el camino del paraíso) es una perspectiva encantadora para los amantes del senderismo. La entrada a la fortaleza, bien conservada, es una inmersión en el pasado, aún más impresionante para los fans de la serie Juego de Tronos: el lugar les parecerá inmediatamente muy familiar. 

Pozo de Charlotte (Charlotte's Well)

Caminando entre las bellezas de Lokrum te encontrarás con un edificio muy particular, el Pozo de Charlotte (Charlotte's Well), un interesante testimonio de la época de Maximiliano I de México. Fue construido, probablemente, para cumplir una doble función. Una más práctica, es decir, saciar la sed de las plantas exóticas que poblaban los claros del parque. Una más encantadora: dar la bienvenida a los baños de los nobles y sus invitados. Además de ser testigo de la pasión botánica del archiduque, esta elegante bañera de piedra de forma ovalada conserva, en definitiva, los recuerdos de la "dolce vita" de la época.   

Mar Muerto de Lokrum

¿Alguna vez soñaste con flotar en las aguas del Mar Muerto? ¡Puedes hacerlo sin salir de Europa! La pequeña isla croata cuenta con un lago salado que se comunica con el mar a través de un sistema de cuevas subterráneas, llamada Mrtvo more (Mar Muerto): se caracteriza por una mayor salinidad que el agua de mar. Sólo hay que sumergirse y disfrutar de la inusual sensación de ligereza para verla. El lago, situado en la parte sur de la isla, alcanza una profundidad máxima de 10 metros. Además de ser muy salada, el agua es muy caliente: nadar aquí, en resumen, es un verdadero sueño. El Mar Muerto es también una atracción para los buzos: si tienes esta pasión, no pierdas la oportunidad de explorar un lugar tan especial.

Admirar los pavos reales

Pasar unas horas en Lokrum es un poco como vagar por el mítico Edén. Una presencia muy singular contribuye a este sentimiento: los pavos reales que se han convertido en el símbolo de la isla. Con su plumaje, estos nobles animales son un espectáculo en todas partes: son los indiscutibles señores de Lokrum, que ahora han conquistado todos los rincones de la isla. La gruesa colonia hace compañía a los visitantes y representa un elemento inconfundible del paisaje: incluso en la playa se puede ver a un pavo real, o subidos en los árboles.

La curiosidad surge espontáneamente: ¿de dónde vienen estas majestuosas aves? Los primeros pavos reales fueron importados de las Islas Canarias e introducidos en el siglo XIX: desde entonces, la colonia se ha asentado perfectamente y ha crecido de forma desproporcionada. En Lokrum es como si estuvieses en un cuento, con una atmósfera de ensueño y bucólica: gracias también a los lindos conejitos que saltan aquí y allá.

Playas de Lokrum

Lokrum confirma su identidad virgen en todos los sentidos, incluso cuando se trata de playas. Hay que decir que el acceso al mar no destaca por su comodidad, pero esto no desanima a los amantes del buceo y a los visitantes más "aventureros", atraídos por las maravillosas aguas.

Lokrum está rodeada de acantilados rocosos que en algunas partes, a lo largo de la costa occidental, se vuelven altos e inaccesibles: en puntos particulares de la isla, sin embargo, la costa se vuelve menos escarpada acogiendo pequeñas "playas" donde se puede tomar el sol en las rocas. 

Entre las más conocidas está la llamada HKK Beach, una playa abierta a los nudistas. Situada en la parte sureste de Lokrum, esta playa satisface un poco a todo el mundo, gracias a la belleza del mar y su atmósfera salvaje. Hay disponibles prácticas escaleras de roca para entrar y salir del agua. La playa, formada por losas planas de roca, también ofrece un bar donde te puedes refrescar con una bebida o tomar un refresco: es uno de los pocos de la isla, cerrado al tráfico de coches y sin hoteles.

No te pierdas la Lokrum Main Beach, donde se encuentran las famosas formaciones rocosas Buža na Lokrumu, es una de las más populares de la isla, situada cerca del Mar Muerto.

La bahía de Portoč, uno de los mejores lugares de Lokrum para observar las maravillas de la vida marina, también es encantadora.

Como hemos visto, el Mrtvo more (Mar Muerto) es también una de las paradas obligatorias para nadar en Lokrum.

Descubre la Isla de Lokrum con Costa Cruceros

Diminuta pero llena de sorpresas, la isla de Lokrum es un espectáculo que inevitablemente excita a los amantes de la naturaleza. Para descubrirlo, basta con caminar por uno de los muchos caminos que la atraviesan, rodeado de verdor y árboles sobre los que duermen pavos reales. Cada camino lleva a una sorpresa diferente: puede ser el magnífico Jardín Botánico, el Trono de Hierro o una playa bañada por aguas cristalinas.

Lokrum también es llamada la isla del amor: esto lo confirma el Trail Kiss, el "camino de los besos", recientemente inaugurado, que conecta todos los puntos más evocadores y poéticos de la isla. Si tienes alma de romántico, has de saber que cada ocasión es buena para admirar el panorama y emocionarse, en pareja o sólo. ¿Quieres explorar Lokrum? ¡Lokrum es sólo uno de los muchos destinos que te esperan en Croacia!

¡Zarpa con Costa Cruceros!