Los archipiélagos principales de España son dos: el de Baleares y el de Canarias. Los dos son sinónimos de belleza natural, diversión y relax, pero están en una posición geográfica muy distinta. Las Baleares son 11 islas ubicadas en el Mediterráneo, mientras que las Canarias son siete y se encuentran en el Océano Atlántico.

 

Déjate guiar por Costa Cruceros para descubrir las 14 islas más bellas de España.

 

  • Mallorca (Baleares)
  • Menorca (Baleares)
  • Ibiza (Baleares)
  • Formentera (Baleares)
  • Isla Cabrera (Baleares)
  • Tenerife (Canarias)
  • Gran Canaria (Canarias)
  • Lanzarote (Canarias)
  • Fuerteventura (Canarias)
  • Las Palmas (Canarias)
  • La Gomera (Canarias)
  • El Hierro (Canarias)
  • Isla Ons (Parque Nacional de las Islas Atlánticas)
  • Isla Cortegada (Parque Nacional de las Islas Atlánticas)

Mallorca

500 km. de playas vírgenes, historia y cultura: Mallorca es el destino perfecto para regalarse un momento de diversión y de relax. Conocida como Sa Roqueta por los mallorquines y como Balearis Maior por los Antiguos Romanos, esta isla es la más grande y variada de Baleares, y uno nunca se queda sin cosas que hacer en ella.

 

Comencemos, por ejemplo, con una excursión a Palma de Mallorca, la capital, que une belleza, cultura, historia y, sin duda, animación. El centro de Palma es un laberinto de calles estrechas que se pierden entre los muros de edificios antiguos.

 

Quienes llegan aquí deben visitar la Catedral, un maravilloso ejemplo de arquitectura gótica mediterránea, de la que destacan la Puerta del Mirador, la capilla de Trinidad y el Museo Gótico. En la Bahía de Palma, por otro lado, se encuentra el Castillo de Bellver, construido por Jaume II en el siglo XIV, que tiene un majestuoso patio central rodeado de cuatro torres cilíndricas.

 

No te pierdas tampoco las grutas de Las Cuevas, grietas que se encuentran por toda la isla y, en algunos lugares, se pueden visitar. Echa un vistazo a les Coves del Drach, y dels Hams en Manacor, ofrecen una vista realmente maravillosa.

 

Entre las playas más hermosas de Mallorca es necesario hacer una criba importante: primero, porque son casi todas hermosas, segundo, porque ¡son más de 300! Hemos elegido para ti la playa Coll Baix, en la costa norte de la isla de Mallorca. Sin embargo, es difícil de acceder, pero ofrece un rincón de naturaleza virgen donde puedes encontrar el paraíso en la arena.

 

Son hermosas también Cala Varques, Cala Mondragó, Es Trenc, Es Pregons Grans, Playa de Palma y Cala Estellencs.

Menorca

Isla de gran belleza y de mil sorpresas. Segunda en tamaño en Baleares, Menorca está a solo unas horas en ferry desde Mallorca y tiene una costa rica e irregular llena de calas donde la experiencia de baño es mágica.

 

También conocida como Isla del Viento, a lo largo de los siglos ha vivido bajo el dominio de varios pueblos, incluidos romanos, griegos, cartagineses, árabes e ingleses: cada uno de ellos ha dejado una huella indeleble en la cultura de la isla.

 

Menorca, como muchas otras joyas del Mediterráneo, ha sido declarada por Reserva de la Biosfera por la UNESCO gracias a sus paisajes vírgenes, que la convierten en una de las islas más verdes y espectaculares. Los que lleguen a Menorca pueden comenzar a visitarla partiendo desde Mahón o Ciutadella, la antigua capital de Menorca ubicada al norte de la isla.

 

El símbolo de la ciudad es un caballo de bronce de 8 metros en pie sobre sus patas superiores. Merece la pena ver la Plaça des Born, la Catedral de Menorca y, por supuesto, el Museu Municipal de Ciutadella. El mercado del pescado en la Plaça de la Libertat también es espectacular.

 

Después de un paseo por el centro, recomendamos hacer una excursión a una de las canteras más bellas y conocidas de Menorca: les Pedreres de s’Hostal (Líthica), caracterizada por un laberinto central obtenido al extraer piedra de yegua, una toba volcánica particular.

 

El faro más bello de la ciudad es el del Cap de Cavalleria, que también es el más antiguo y que está ubicado en la punta de un alto acantilado al norte de la isla. En la planta baja también hay un pequeño museo ecológico que recopila información valiosa sobre la naturaleza del lugar y sobre la construcción de la estructura.

 

Con sus 200 km de costa, playas y calas, es difícil quedarse sin playas en las que poder pasar tardes inolvidables bajo una sombrilla. Entre las más famosas se encuentran Cala Algariens, Cala Morell, Cala Macarella, Cala Turqueta y Platja de Son Saura.

Ibiza

Entre las islas más visitadas de las Islas Baleares se encuentra, sin duda, Ibiza, un destino de ensueño para todos los turistas que anhelan una animada vida nocturna y que, al mismo tiempo, quieren sumergirse en las aguas cristalinas de las playas de arena formadas por maravillas naturales únicas.

 

Quienes lleguen a Ibiza deberían dedicar un tiempo a explorar Eivissa, la capital de la isla, dando un agradable paseo por el paseo marítimo de La Marina. Además de sus numerosos bares y tiendas, aquí están los típicos barcos de pesca que abastecen a los mercados locales.

 

La parte superior de la ciudad, Dalt Vila, se alza sobre un afloramiento rocoso con vistas al mar, donde, en la parte superior, se encuentra la catedral de Santa Maria de les Neus. El museo arqueológico también merece una visita: una inmersión en el mundo de los antiguos fenicios, cartagineses y sarracenos.

 

Después de la capital nos trasladamos a Ses Salines, un parque natural con playas encantadoras ubicado en el extremo sur de la isla. La zona es una reserva natural y el hábitat perfecto para las aves migratorias. Continuamos la visita con el promontorio de Sa Trinxa, donde se encuentra la Torre de ses Portes, protegiendo las preciosas salinas de la isla.

 

Quienes visiten Ibiza también deben visitar la Cala d'Hort, una pintoresca playa con vistas a la misteriosa isla de Es Vedrà, que a lo largo de los siglos ha generado todo tipo de historias legendarias, como ser el escenario de episodios de la Odisea hasta, más recientemente, permitir avistamientos de ovnis.

 

Entre las playas imprescindibles, recomendamos las de Ses Salines, Cala d’Hort, Agua Blanca, Talamanca y Platja d’en Bossa, además de Cala Conta y Cala de Benirràs.

Formentera

Entre las islas más bellas de las Baleares se encuentra sin duda Formentera, donde las playas recuerdan a las del Caribe y la arena fina se mezcla con el agua cristalina que se extiende hasta horizonte. Si bien el mar es el principal atractivo de la isla, hay muchas otras cosas que se pueden hacer aquí para vivir unas vacaciones inolvidables.

 

Entre las cosas que ver en Formentera recordamos la playa de Ses Illetes, o la playa de los islotes, que también se considera la playa más hermosa de la isla.Otras playas inolvidables de la isla son las de Es Arenals, Calò des Morts, Cala Saona, Cala Savina, Platja de Migjorn y Platja de Llevant. De las menos frecuentadas, recomendamos El Tiburón, Playa Tanga y Ses Platgetes.

Cabrera

Cabrera forma parte Baleares, pero a su vez es la isla principal del pequeño sub-archipiélago homónimo, y se encuentra a poca distancia de Mallorca. Esta ubicación ha sido durante mucho tiempo una zona militar blindada, pero desde hace unos años ha sido abierta al turismo y se ha convertido en un parque nacional marítimo terrestre del archipiélago de Cabrera.

 

La historia de esta isla es fascinante y compleja: por aquí pasaron los cartagineses, fenicios, romanos, bizantinos y pirata, y tuvieron lugar muchos acontecimientos históricos. Tras convertirse en una zona militar, en 1991 la presión de Greenpeace y las demandas del gobierno balear devolvieron esta joya al mundo entero.

Tenerife

Paisajes de impresionante belleza, playas encantadas y acantilados con vistas al mar. Estamos hablando de Tenerife, uno de los destinos de ensueño que hay que visitar al menos una vez en la vida.

 

No solo es ideal para los amantes de la relajación en la playa, sino también un destino perfecto para practicar senderismo en la naturaleza virgen. Al igual que el resto de Canarias, la isla es de origen volcánico y se encuentra justo al norte del Trópico de Cáncer.

 

Esta isla montañosa no es solo mar, sino que es una algarabía de pueblos costeros, piscinas y terrazas del sur y, por supuesto, la inolvidable Santa Cruz de Tenerife. Entre los lugares que no debes perderte en esta isla encantadora destacamos Icod de Los Vinos, un municipio ubicado en la costa norte y famoso por sus plantaciones de plátanos.

 

Espectacular también es Bajamar, donde las piscinas naturales (cuyo intercambio de agua se realiza a través del océano) ofrecen diversión para grandes y pequeños. Por su parte, en Güímar se encuentran las misteriosas pirámides que, hasta la fecha, no tienen una explicación histórica válida, y que se atribuyen a un posible negocio comercial entre Canarias y América Latina.

 

Quienes lleguen a Tenerife deben visitar La Orotava, famosa por su vino y por estar en el Parque Nacional del Teide, un área protegida que cubre la parte más alta de la isla. El parque tiene más de 50 especies endémicas de plantas y unos paisajes volcánicos únicos: el Alto de Gujara, Lano Ucanca, Roques de García y Pico Viejo.

 

Entre las playas imprescindibles de Tenerife, destacamos Playa Fañabé, La Tejita, Playa Bollullo, Playa el Duque, Playa de las Teresitas y las piscinas naturales que permiten darse un baño en aguas tranquilas y templadas, incluso cuando en el océano no sería posible hacerlo.

 

Además de las de Los Gigantes, también están las piscinas del Charco Azul, la Montaña Amarilla, las Piscinas de Bajamar, la Piscina Natural de Jóver, el Lago Martiánez, el Charco del Viento y las piscinas naturales de Gerachico y Punta del Hidalgo.

Gran Canaria

La consideran un continente en miniatura y no exageran: Gran Canaria tiene una variedad climática y paisajística que compite con territorios mucho más extensos y que ofrece a los turistas un escenario definitivamente fuera de lo común.

 

Es la segunda isla más poblada de las Islas Canarias, después de Tenerife, y, al igual que las otras islas del archipiélago, es de origen volcánico. De hecho, en el centro de la isla se puede ver la caldera de un antiguo volcán.

 

Gran Canaria es el lugar perfecto para pasear entre cultivos de plátano y aguacate, para disfrutar de las playas y para contemplar paisajes maravillosos. Durante tu estancia, disfruta al menos una vez de la vista del Teide desde Cruz de Tejeda, uno de los miradores más fascinantes de España.

 

La vista del volcán de Tenerife es tan hermosa que te dejará sin palabras. Aquellos viajeros que sean excursionistas pueden visitar Roque Nublo, en lo alto, uno de los destinos de peregrinación más buscados de Canarias y hogar de una importante procesión religiosa. Para acceder a él, hay que recorrer una ruta de 2-3 horas y de dificultad media que transcurre entre las rocas de un rojo ardiente.

 

Gran Canaria es famosa por estar surcada por antiguos caminos, conocidos como caminos reales, que se recorren a pie como cualquier sendero de trekking. Los aficionados a la historia descubrirán la verdadera belleza de la isla en La Vegueta, el casco antiguo de Las Palmas de Gran Canaria. Aquí puedes hacer un viaje a la Catedral de Teror. Visita también Agüimes y su catedral de Arucas.

 

Entre las playas más bellas de las Islas Canarias podemos mencionar Playa Guigui, a la que se puede llegar tras un camino de aproximadamente 3 horas a pie. Si prefieres la comodidad, ve a la Playa del Inglés, con casi tres kilómetros que parten desde Maspalomas, recorrido en el que recomendamos recomendamos visitar el faro, y San Agustín. ¿La playa que es absolutamente necesario visitar? Montaña de Arena.

Lanzarote

Paisajes volcánicos, tierras rojas y negras, desiertos, rocas afiladas y parques naturales: este es el paisaje que espera al turista que llega a Lanzarote, una de las islas más salvajes de Canarias.

 

Siendo parte de la Reserva de la Biosfera de la UNESCO, esta hermosa isla es un despliegue de belleza natural que se descubre poco a poco. Ubicada justo al lado de Fuerteventura, Lanzarote es famosa por el paisaje volcánico del Parque Nacional de Timanfaya, un paraíso volcánico casi extraterrestre.

 

Lanzarote es un gran destino para los amantes del senderismo y, sobre todo, para los surfistas. Quienes busquen una playa tranquila y salvaje donde poner una sombrilla, también encontrarán lugares maravillosos donde construir recuerdos inolvidables.

 

Quien va a Lanzarote debe ver el Jameo del Agua, un enorme túnel subterráneo formado con la erupción del volcán Monte Corona. César Manrique ha destacado la belleza de Lanzarote con una serie de obras de arte que se mezclan perfectamente con la naturaleza del lugar; por ejemplo, el Mirador del Río, uno de los miradores más bellos de la isla. Este artista cuenta con un museo propio, ubicado en un maravilloso jardín de palmeras y que se puede visitar pagando una entrada.

 

El Parque Nacional de Timanfaya es uno de los lugares más importantes de Lanzarote y, en general, de las Islas Canarias. Es una enorme área volcánica de reciente creación, donde es posible ver el espectáculo de la naturaleza en un despliegue de géiseres y otras maravillas naturales.

 

No te pierdas las playas de Fumara, Las Conchas, Carcho de Palo, Playa Papagayo y Caleta del Mero

Fuerteventura

Árida y desolada, Fuerteventura es también una de las islas más bellas de Canarias. Un destino ideal para los amantes del mar, la pesca y el surf, es además el lugar perfecto para tumbarse al sol y disfrutar del marisco en los restaurantes más exclusivos.

 

En Fuerteventura no hay monumentos, y en general hay pocos pueblos que visitar, pero los hay: recomendamos Betancuria y Lajares. Entre las playas más sugerentes del lugar, destacamos las playas de Jandia, con su arena fina y agua clara, las aguas de Plata de Cofete que son una invitación a sumergirse, y la Concha o El Cotillo, para disfrutar de aguas tranquilas y paisajes encantadores.

La Palma

La Palma es la isla de los volcanes que parecen no ser de este mundo, ubicados entre miles de kilómetros de bosques y pequeños senderos en los que perderse. La Palma es el destino ideal para los que adoran observar el cielo, también gracias a la baja contaminación lumínica de la isla.

 

No puede dejar de visitarse la ciudad de Santa Cruz de la Palma, el centro de la vida de la isla, desde donde pueden iniciarse varios recorridos. Hay que visitar también el Belvedere de La Cumbrecita, un balcón natural en la Caldeira de Taburiente. La Palma también es el lugar perfecto para el avistamiento de ballenas.

La Gomera

Salvaje y primitiva, La Gomera es una de las islas más sugerentes de Canarias. Aquí, todavía se usa el silbo gomero, un idioma hecho exclusivamente con silbatos diseñados por los pastores para comunicarse a millas de distancia.

 

La exuberante naturaleza del lugar ofrece la posibilidad de disfrutar de un paisaje inmerso en el azul, un lugar en el que el tiempo parece haberse detenido hace unos cien años. Proponemos realizar un recorrido por San Sebastián de la Gomera, la ciudad que se alza sobre una roca volcánica, para comprender exactamente de qué estamos hablando. También se merecen una visita Agulo, Los Órganos y el Parque Nacional Garajonay.

El Hierro

El Hierro es el lugar perfecto para visitar Canarias huyendo de la vida social de Fuerteventura y los excesos de Ibiza. Aquí, el turista llega a una isla que no tiene nada que ver con los demás, donde la estancia en sí misma es una experiencia mística y solitaria, alejada de la vida nocturna. A El Hierro solo puede accederse por dos lugares: desde el pequeño aeropuerto y desde el Puerto de la Estaca.

 

En el pequeño cogollo de casas de La Caleta es posible encontrar alojamiento, y comenzar desde allí una serie de caminatas impresionantes. La capital es Valverde, un pueblo de mil personas que se quedará para siempre en tu corazón.

Isla de Ons

Ons se encuentra en el pequeño archipiélago de Galicia y, junto con otros pequeños archipiélagos españoles, conforma el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia. Este es el lugar ideal para sumergirse en la naturaleza y observar aves.

Isla de Cortegada

La isla de Cortegada se encuentra en la provincia de Pontevedra y forma parte del Parque nacional de las islas atlánticas de Galicia. Durante años, fue propiedad privada. Más tarde, en 2007, volvió a ser terreno público, abriéndose al turismo de masas y volviéndose accesible para todos.

 

Este es el lugar ideal para realizar una inmersión total en bosques antiguos en los que se puede respirar el misterio y vivir una aventura que pocos pueden decir que conservan álbum de recuerdos. Recomendamos realizar un viaje al antiguo bosque de laureles, que también permite al viajero acercarse a de magníficos eucaliptos e incluso a los restos de un antiguo pueblo habitado hasta 1910.

Visite las islas de España con un crucero Costa

 

Viaje con Costa Cruceros para descubrir algunas de las islas españolas y déjese conquistar por la naturaleza exuberante y salvaje de Lanzarote, la vida nocturna de Ibiza y mucho más.

 

No esperes, descubre las salidas a las islas españolas ahora mismo..

Busca tu próximo crucero