¡Bienvenidos a Córcega! Conocida en todo el mundo por su clima suave y sus paisajes mediterráneos que parecen sacados de una postal, Córcega es un destino de vacaciones perfecto para aquellos que quieren combinar mar cultura. Situada frente a las costas francesas e italianas, la isla atrae cada año a miles de turistas que están fascinados por la belleza de esta tierra.

Hay mil razones para amar Córcega: además de las fabulosas playas, esta isla cuenta con un rico pasado, pues paseando por las calles de sus ciudades, como las de su capital, Ajaccio, no será difícil encontrarte con majestuosos palacios que se levantan en callejuelas llenas de historia y tradiciones.

El clima aquí es fantástico: Córcega, por supuesto, cuenta con un clima mediterráneo y recibe a sus turistas con veranos cálidos, con temperaturas medias de alrededor de 27° C. Además, la isla cuenta con un promedio de muchos más días de sol al año que cualquier otro lugar de Francia. Si prefieres mantenerte alejado de las multitudes de turistas, elige el período entre septiembre y octubre, en el que el clima sigue siendo favorable, pero muchas personas ya han vuelto de sus vacaciones.

Córcega, una de las mejores islas de Francia, también es el hogar de espectaculares especies animales y vegetales, muchas de las cuales pueden encontrarse en el Parque Natural Regional de Córcega (Parc Naturel Régional de Corse), un parque natural diseñado para proteger las especies en peligro de extinción. 

Y si después de un paseo por el campo quieres sentarte en un restaurante, esta isla aún tiene mil sorpresas que ofrecer. Piensa, por ejemplo, en el vino y los licores que se producen aquí: las uvas crecen bajo un sol caliente que las hace dulces, perfectas para la elaboración de vino. Prueba el vino NielluccioVermentinoSciacarello Orsini. No hay que olvidar las extraordinarias delicias de la cocina, que mezcla elementos franceses e italianos... ¡Una combinación perfecta! Los platos tradicionales corsos incluyen el pescado fresco, la carne local y el brocciu, un queso típico de la zona. Las avellanas también juegan un papel muy importante en la cocina corsa.

Hemos hecho una lista de cosas que no debes perderte en Córcega, así que sólo tienes que venir aquí en uno de nuestros cruceros y disfrutar de lo mejor de la cultura, las tradiciones y la belleza local. ¡Queremos que tus vacaciones aquí sean inolvidables!

He aquí los 25 mejores lugares que visitar en Córcega

Golfo di Sagone

El Golfo de Sagone se extiende desde la zona norte del Golfo de Porto hasta la zona sur de Ajaccio, entre las ciudades de Cargèse Capo di Feno. Esta franja de costa es muy popular entre los turistas que buscan una zona tranquila para disfrutar de la playa: las más frecuentadas son, sin duda, las playas de la parte norte.

Sagone ofrece playas bien equipadas, alquiler de sombrillas y tumbonas, deportes acuáticos y excursiones en barco para explorar la Reserva natural de Scandola y los Calanques de Piana. Si buscas comodidad y conveniencia, debe ir a los alrededores de Cargèse, donde no faltan instalaciones. En el centro te encontrarás con el Golfo de Liscia, frente a Tiuccia, un centro turístico donde podrás bucear en las aguas cristalinas que son muy populares entre los entusiastas del buceo.

Las playas de Sagone, como por ejemplo la Plage du Liamone, son principalmente arenosas y adecuadas para toda la familia. En algunos lugares está prohibido bañarse, especialmente cuando el mar está agitado. 

Monte Cinto

Con sus 2706 metros de altura, el Monte Cinto es la montaña más alta de Córcega. Es el pico que separa el Valle de Golo con el Valle de Asco y ofrece a los turistas fabulosas excursiones, irresistibles paisajes montañosos y muchas oportunidades de sumergirse en la naturaleza virgen de una isla verdaderamente mágica. 

Hay tres caminos principales que cruzan Monte Cinto: uno en el norte, que comienza en Asco, mientras que los otros dos comienzan en Lozzi. Todos los senderos que hemos mencionado requieren zapatos para caminar, equipo de montaña y un mínimo de experiencia en caminatas. Algunas zonas son, de hecho, un desafío. El pico, siendo tan alto, tiene temperaturas bastante frías comparadas con el resto de la isla. ¡Puede que te encuentres con montones de nieve incluso entre junio y julio! 

Entre las principales atracciones de la montaña, mencionamos dos lagos: el Lac d'Argentu, en la cima, y también el Lac du Cinto. Desde la cima del Monte Cinto se puede admirar casi toda Córcega: ven aquí si buscas una excursión desafiante y quieres disfrutar de la recompensa de un panorama extraordinario. 

Col de San-Bastiano

 

El Col de San-Bastiano es una ruta natural cerca de Appietto en el sur de Córcega. Además de ser un lugar encantador donde se puede admirar la belleza natural de la isla, desde aquí se puede disfrutar de una formidable vista del Golfo de Sagone y del Monte Cinto

Muchos turistas cada año eligen el Col de San-Bastiano para tomar fotos inolvidables de una Córcega como nunca se hubiera imaginado. Como es un lugar pintoresco, te recomendamos encarecidamente que pases por aquí si tienes poco tiempo para pasar en la isla. La vista desde aquí arriba te recompensará por cada esfuerzo que hayas hecho para llegar a él, ofreciéndote recuerdos inolvidables.

Cargèse

Calma, tranquilidad, buena comida y mucho que ver. Bienvenidos al hermoso pueblo de Cargèse, en la costa oeste de Córcega. El pueblo resume perfectamente los temas de la isla: mar, montañas y naturaleza virgen. 

La ciudad de Cargèse fue fundada en el siglo XVII por inmigrantes griegos que huían de los turcos. Los ortodoxos y los católicos han encontrado con el tiempo un acuerdo de cohabitación, y ahora las iglesias de las diversas religiones se levantan en los extremos del valle, pero son administradas por el propio predicador. Te aconsejamos que visites ambas para tener una idea clara de la vida religiosa en Córcega.

Cargèse está situada en el borde de una colina y tiene su propio puerto. Desde aquí se puede acceder a maravillosas playas de arena que descienden suavemente hacia paisajes marinos de cuento de hadas. Algunas bahías de los alrededores tienen características rocosas, y aquí es donde debes ir si te gusta el snorkel o eres un experto en natación. Es una gran idea parar en Cargèse para hacer deportes acuáticos. La zona  está bien equipada y tiene unas instalaciones perfectas para un día de playa, incluso con niños.

Calanques de Piana

No puedes decir que has visto Córcega a menos que hayas admirado las Calanques de Piana, al menos una vez. Estas maravillosas formaciones rocosas son, con toda probabilidad, uno de los espectáculos naturales más singulares de la isla, y ofrecen al espectador un espectáculo natural simplemente irresistible. La roca, aquí, ha sido moldeada con forma de corazón. Los amantes de todas las generaciones vienen a las Calanques de Piana para admirar su belleza y, quizás, para sellar su pacto de amor.

La roca escarlata de Piana es espectacular, especialmente al atardecer. Entre las esculturas dentadas que el viento ha esculpido a lo largo de los siglos, verás imágenes y formas que emergen directamente de tu imaginación. Te aconsejamos que camines por los barrancos, para saborear su belleza por los muchos caminos que los cruzan. Además, te aconsejamos que visites los barrancos en cualquier época del año, pero ten en cuenta que durante la temporada alta, entre julio y agosto, la zona suele estar muy concurrida. Las Calanques de Piana forman parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO junto con el Golfo de Girolata y la Reserva natural de Scandola.

Golfo de Porto

El Golfo de Porto ofrece a los turistas uno de los más bellos paisajes de la isla. Con sus hermosas rocas rojas esculpidas por el viento en mil formas diferentes, estas bahías son un lugar de primera elección para los amantes de los espectáculos marítimos. Debe su nombre a Porto, una pequeña ciudad en la costa oeste enmarcada por las espectaculares Calanques de Piana y el Golfo de Girolata.

Su encanto rocoso se ve realzado por la gran cantidad de eucaliptos que crecen en la zona, y aunque la zona no ofrece la misma vista que las Calanques, el mar aquí es irresistible y no faltan instalaciones de baño para recibir a los turistas. Ven y disfruta de la belleza del paisaje y la comodidad de la vida en la playa.

En la pequeña ciudad de Porto, en Ota, también se puede visitar la hermosa torre genovesa "Tour Génoise de Porto", que forma parte de un complejo más grande construido a finales del siglo XVI, y que tiene una forma cuadrada. Se puede llegar a la zona pagando un pequeño peaje, especialmente si decides visitarlo en un día de cielo despejado, para admirar mejor la vista desde tan alto.

Evisa

El pequeño pueblo de montaña de Evisa es el lugar perfecto para los entusiastas del senderismo. Trae contigo zapatos para caminar, una mochila, una botella de agua y tu cámara. Aquí es donde tienes que venir si tienes ganas de caminar y buscas un camino a través del bosque donde puedas sumergirte completamente en la naturaleza que te rodea. Evisa es un pueblo tranquilo donde puedes refrescarte en pequeños restaurantes u organizar largas caminatas. 

Te aconsejamos que tomes el Sentier des Châtaigniers, una ruta escénica que conduce directamente a través de los bosques y te mostrará una Córcega como pocos han tenido el privilegio de admirar. Los mejores meses para visitar Evisa son entre abril y octubre; de primavera a otoño. Paisajes completamente diferentes y espectaculares a su manera.Famoso por sus avellanas, un fruto seco que luego se transforma en harina y dulces, Evisa es el destino perfecto para aquellos que quieren alejarse del turismo de masas. 

Gargantas de Spelunca

Si estás en Ota o Evisa, tienes que pasar por uno de los lugares más bellos de Córcega: las Gargantas de Spelunca, un destino mágico. El río Spelunca ha tallado las rocas y ahora fluye sinuosamente a través de las montañas, ofreciendo pequeños charcos de agua dulce y efectos de luz en las rocas rojizas. Por lo general, las excursiones a las Gargantas de Spelunca parten de Ota, desde donde también se puede viajar en transporte público. Sin embargo, es a pie como se puede aprovechar la belleza de este lugar.

Prepárate para detenerte a menudo, fascinado por el irresistible espectáculo de la naturaleza en los alrededores, y déjate seducir por las curvas del río. Te encontrarás con rebaños de cabras, vacas o grupos de cerdos salvajes. ¡Todo es parte de la naturaleza del lugar! Llévate el almuerzo de casa, una mochila grande y tu cámara. El cañón de Spelunca es el destino ideal para los excursionistas que buscan un paseo interesante en medio de la naturaleza.

Continuando por los caminos, te encontrarás con el Pont de Zaglia, construido en el siglo XVIII, y luego el Pont de Pianella, que data del siglo XV. Ambas estructuras están clasificadas como monumentos históricos y merecen una visita, ¡aunque sea corta!

A Cupulatta: Parque de las Tortugas

Si hay un lugar al que debes llevar a tus hijos, este es A Cupulatta, el maravilloso parque natural de las tortugas de Córcega. Situada a pocos kilómetros de Ajaccio, esta reserva, de unas 2 hectáreas, te permitirá descubrir todo lo que siempre has querido saber sobre las tortugas. 

La asociación que encabeza la zona se encarga de proteger, estudiar y salvaguardar las especies terrestres y marinas que viven en la isla, que en Córcega son más de 170. En 2013, había alrededor de 3.000 tortugas de Asia, América y África. De hecho, A Cupulatta es el parque de tortugas más grande de Europa, y fue fundado en 1993. Aquí podrá admirar la tortuga Hermann, una especie en peligro de extinción que sólo en Córcega puede vivir aún en completa tranquilidad, las tortugas leopardo gigantes de Etiopía, Madagascar y grandes ejemplares de las Seychelles, las Galápagos y muchos otros lugares exóticos. 

El billete de entrada se utiliza para financiar proyectos de protección y salvaguarda de las especies del parque. La visita vale cada minuto de tu tiempo.

Ajaccio

La ciudad más grande de Córcega se llama Ajaccio, el lugar de nacimiento de Napoleón. Este hermoso destino histórico y cultural ofrece lo mejor que la historia de la isla tiene para ofrecer: hay muchas atracciones esperando tu llegada. 

Ajaccio se encuentra en la parte occidental de la isla y tiene un pequeño aeropuerto así como todo lo necesario para pasar unas fantásticas vacaciones. Ven a disfrutar de lo mejor de la cocina local en uno de los muchos restaurantes de la ciudad más importante de Córcega.

Ve a Pointe de la Parata, un promontorio de granito que bordea la bahía al norte de Ajaccio. Su cima está embellecida por la presencia de una torre genovesa, que una vez se utilizó para proteger la zona de los piratas. Puedes llegar allí siguiendo la Route des Sanguinaires.

¿No sabes aún todas las cosas que ver en Ajaccio? Si prefiere unas vacaciones culturales, te recomendamos una visita al Museo Fesch, el Museo de Bellas Artes de Ajaccio. Joseph Fesch era tío de Napoleón y arzobispo de Lyon. El museo fue fundado en la primera mitad del siglo XIX gracias a su riquísima donación de pinturas, una colección considerada como una de las más grandes del Renacimiento y el Barroco francés. En las paredes se encuentran nombres famosos como Tura, Bellini, Miguel Angel, Veronese, Tiziano, Roda y muchos otros.

Ajaccio tiene mucho que decir sobre la vida de su ilustre invitado: Napoleón Bonaparte. Ven a visitar la Casa Bonaparte: Napoleón nació el 15 de agosto de 1769, y su casa ha sido decorada con muebles que trazan la historia de su familia. Aunque vivió aquí sólo unos pocos años de su juventud, hay mucho que descubrir en este lugar, que ha quedado en la memoria de una de las figuras monumentales de su período histórico.

Rodeada de enormes palmeras está la Piazza Foch, coronada por una increíble estatua de Napoleón en la apariencia de un cónsul romano. No te pierdas la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, donde el emperador fue bautizado en 1771: detente a admirar la Capilla de la Virgen de Pianto, decorada con frescos del gran Tintoretto.

Si prefieres la playa, debes pasar por la Plage de Grand Capo di Feno. Alrededor de Ajaccio hay unas 20 playas, pero Capo di Feno (cerca de Pointe de la Parata) es quizás una de las más hermosas: arena fina y dorada, aguas cristalinas y muchas oportunidades para los deportes acuáticos: la natación se recomienda sólo para los nadadores experimentados. Además, te invitamos a descubrir las mejores playas de Ajaccio.

Calvi

Playas espectaculares, una vida cultural chispeante y paseos en barco. Has llegado a Calvi, una espectacular ciudadela histórica que puede ser visitada completamente a pie, sin necesidad de viajar en coche. Calvi se encuentra al borde de un acantilado, enmarcado por el espectacular paisaje montañoso de Córcega.

Pasea por las estrechas calles de piedra de la ciudadela y detente para refrescarte en uno de los muchos restaurantes de la zona: Calvi te deleitará con la bondad de los platos típicos locales disfrutados en un entorno histórico y cultural perfecto. 

Si prefieres un día en la playa, la arena aquí es blanca y se inclina hacia un mar tranquilo perfecto para el baño de jóvenes y mayores. Llévate todo lo que necesites para un picnic o pon tu toalla y disfruta de un largo día de sol y mar. En Calvi se puede disfrutar de una gran variedad de deportes acuáticos, como el kayak, el windsurf y la vela. Si lo prefieres, también puedes probar uno de los muchos cursos de buceo, adecuados para todos los niveles de experiencia.

Si pasas por Calvi, haga un viaje a Notre-Dame de la Serra, una espectacular capilla que vale cada minuto de la subida necesaria para llegar a ella. Trae zapatos cómodos y tu cámara. La leyenda dice que si visitas este lugar con tu pareja, ¡pasarás muchos años felices juntos!

Désert des Agriates

¿Un desierto en el corazón de Europa? Está en Córcega. Por supuesto, el Désert des Agriates no es probablemente el primer lugar que vendrá a la mente cuando se piense en vacaciones, pero cada año miles de turistas van allí en busca de una bahía cristalina y un sol interminable.

El Désert des Agriates es un área protegida de 5000 hectáreas entre Saint-Florent e L'Île-Rousse. Caracterizada principalmente por el bosque, la parte interior del desierto es mayormente inaccesible. Quienes crucen el Désert des Agriates deben saber que la zona está protegida, por lo que el vivac, el almacenamiento de basura y el encendido de incendios están prohibidos.

Los turistas pueden llegar fácilmente a lugares famosos como la playa principal, conocida como Plage du Lotu: se puede llegar en coche o con una caminata de dos días a lo largo de la costa. La Plage de Saleccia es una playa muy blanca a la que se puede llegar fácilmente desde la Plage de Lotu: considerada una perla por su belleza única, es el lugar perfecto para disfrutar de la belleza del mar...¡Nadar aquí es fantástico! Continuando se llega a la Plage de l'Ostriconi, una playa de 700 metros con dunas de arena suave: por desgracia, nadar aquí está casi siempre prohibido por las aguas muy agitadas y las corrientes profundas.

Cascades des Anglais

El sendero que lleva a las Cascades des Anglais (Cascadas del Inglés) es ideal para todos los excursionistas, incluso los menos experimentados. Ponte zapatos de montaña, trae mucha agua y un almuerzo y camine por el bosque de Vizzavona, casi todo a la sombra, ubicado en la parte central de Córcega.

Una vez que llegues a tu destino, podrá admirar las piscinas naturales talladas en la roca por las famosas cataratas. El paisaje natural de aquí es irresistible y atrae a miles de turistas cada año. Cascades des Anglais es el lugar perfecto para bañarse en un entorno natural y tranquilo, lejos del mar y, sobre todo, para desconectarse y disfrutar de una experiencia "de montaña".

Prepárate: puede que haya mucha más gente con usted en el camino, pero estas espectaculares cascadas valen cada minuto de tu visita a Córcega. Comienza en la estación de Vizzavona y la diferencia de altura no supera los 200 metros. El tiempo de la ruta es de una hora y media. Una vez que se llega al destino, se puede continuar la ruta hacia el Pont de Tortetto, o llegar a la Bergerie de Porteto, un mirador a unos 1364 metros sobre el nivel del mar.

 

Corte

Corte, que una vez fue la ciudad más importante de Córcega, aún conserva un extraordinario encanto que debe ser experimentado con tus propios ojos. Los muros de piedra de las casas están rodeados por la verde belleza de las montañas circundantes.

Aunque es considerada una ciudad en lento declive, Corte reabrió las puertas de su universidad, Université de Corse Pasquale Paoli, en los 80 y desde entonces ha recibido una afluencia de estudiantes que le ha dado la atmósfera cosmopolita que aún hoy se respira. Ahora las calles del centro son una gran multitud de posadas, bares y cafeterías donde puedes relajarte y recargar las pilas entre los paseos.

Corte se encuentra en la parte central de la isla. A diferencia de las ciudades-fortaleza de la costa, fundadas por los genoveses, esta zona habitada siempre ha sido gobernada por Pasquale Paoli, progenitor del movimiento independentista de la isla, después de la conquista de 1755. Corte fue por lo tanto "la capital espiritual" de Córcega durante muchos años.

Disfruta de la belleza de Calacuccia, el Col de Vergio y el bosque de La Tartagine, en los alrededores. Otro destino que merece la pena para los excursionistas es sin duda el Valle de Restonica, una de las zonas más bellas de Córcega con sus glaciares pegados a las rocas: un día inolvidable en la isla. 

A una hora de Corte, ve a visitar el Forêt de Vizzavona , un área de 100 kilómetros cuadrados de naturaleza virgen donde los cerdos salvajes pastan sin ser molestados, 

Lac de Nino

La ruta hacia el Lago de Nino comienza en la Foresta de Poppaghia y conduce, a través de un paisaje árido y fabuloso, al lago tan alabado por las guías turísticas de todo el mundo. Una vez que llegues a tu destino, te sentirá como en el paraíso: el Lago de Nino es un oasis de belleza intacta donde las cabras y las vacas pastan tranquilamente.

Llegar a este destino, por desgracia, no es fácil: la ruta dura 3 horas a pie, solo ida, y hay zonas rocosas donde poner los pies puede ser un verdadero desafío, especialmente para los escaladores menos experimentados. Por lo tanto, recomendamos que hagas la ruta con un almuerzo para llevar, zapatos cómodos y mucha buena voluntad. ¡No subestimes esta ruta!

Una vez que llegues al destino, los caballos salvajes (ahora domesticados) vendrán a pedirte algo de comer. El Lago de Nino es el lugar perfecto para entrar en contacto con la naturaleza: el esfuerzo que se requiere para llegar a él será ampliamente recompensado por la belleza que se puede disfrutar desde aquí arriba. 

Bonifacio

Bienvenidos a Bonifaciociudad portuaria de la costa sur de Córcega. Has venido aquí porque te han atraído las increíbles fotografías de esta impresionante ciudadela, y ahora estás frente a un fabuloso destino para tus vacaciones, porque hay mucho que hacer aquí, independientemente de si eres un entusiasta de la navegación o quieres sumergirte en la historia y la cultura corsa.

Desde el puerto de Bonifacio se puede llegar fácilmente a las zonas costeras circundantes, donde podrás sumergirte en la belleza de las cuevas y acantilados junto al mar turquesa. Desde aquí también puedes tomar un ferry a las Islas Lavezzi, desde donde podrás disfrutar de una vista increíble.

El casco antiguo de Bonifacio alberga tesoros inestimables por su gran valor histórico, como las hermosas iglesias o las estrechas calles llenas de tiendas de artesanía, bares y restaurantes con vistas a las murallas. También vale la pena ver el monumento natural de Le Grain de Sable, un acantilado de piedra caliza que, a lo largo de los años, se ha convertido en el tema de miles de hermosas fotos.

Si te apetece caminar, toma el camino que lleva al Faro de Pertusato. Además de una asombrosa vista de los alrededores, en un día claro también se puede admirar la costa de Cerdeña desde aquí.

Si prefieres dedicarte al deporte, puedes ir al Club de Golf de Spérone y jugar al golf. Esta área de 16 hoyos tiene un desafío náutico que sin duda pondrá en dificultades incluso a los golfistas más experimentados. 

Porto Vecchio

Si estás buscando un paraíso natural de hermosas playasPorto Vecchio es el destino en Córcega adaptado a tus vacaciones ideales. Situado en el lado occidental, a pocos kilómetros de Bonifacio, este pueblo de origen genovés se ha convertido en un centro turístico principalmente gracias a las tranquilas y limpias aguas que lo rodean. Porto Vecchio ofrece a sus turistas un laberinto de calles antiguas que albergan docenas de tiendas, bares y restaurantes donde se puede disfrutar de lo mejor de la cocina corsa.

Encontrar la playa de tus sueños en Porto Vecchio es fácil: sólo tienes que seguir caminando por la costa hacia el sur para disfrutar de la paz y la relajación simplemente. La Plage de Palombaggia, enmarcada por bosques de pinos, y el Golfo de Santa Giulia, un paraíso caribeño en el corazón de Córcega, merecen sin duda una visita. Aunque ambos lugares son muy populares, son lugares fabulosos, frecuentados principalmente por jóvenes y parejas. Espectacular es también la Baie de Rondinara, una media luna de arena que desciende en un mar cristalino dominado por rocas rojas.

Si lo prefieres, a una hora en coche, puedes ir a practicar barranquismo en los Cañones de Bavella (Aiguilles de Bavella), donde hay muchas rutas. Los alrededores también son perfectos para excursiones, entre las que mencionamos la de llegar a las Cascade de Piscia di Ghjaddu, en Alta Rocca.

Museo Departamental de Arqueología Ghjilormu Carcopino (Aléria)

El Musée départemental d'archéologie Jérôme Carcopino se encuentra en el Fuerte de Matra y se conoce principalmente como el Museo de Aléria: es una de las paradas obligadas en cualquier viaje a Córcega.

El museo debe su nombre al historiador francés Jérôme Carcopino y alberga preciosos testimonios de lo que una vez representó a Aléria, la primera "capital" de la isla. Antes de ser destruida por los vándalos en el siglo V, la ciudad pasó a manos de los griegos, cartagineses y romanos. Por eso este museo es tan importante: aquí está la historia de la isla y su importancia estratégica dentro del Mediterráneo.

Entre los notables objetos que pueden ser admirados aquí, debemos mencionar un plato que representa a los elefantes de Aníbal, dos espectaculares copas griegas de forma zoomórfica e increíbles jarrones y cerámicas que datan del período romano y etrusco.

Bastia

Bastia es, por su tamaño, la segunda ciudad más importante de Córcega. Situada en la costa este, se trata de una hermosa ciudad. Explorable con el autobús, la península circundante es una explosión de naturaleza y las torres de vigilancia genovesas permanecieron para atestiguar el poder de Génova.

Explora el ambiente de la Piazza San Nicola, rodeada de bares y cafés y continuamente invadida por personas que no parecen especialmente interesadas en el bullicio turístico. Los restaurantes de Bastia ofrecen lo mejor que el mar tiene para ofrecer, para ser disfrutado estrictamente con un vaso de vino blanco producido no lejos de las murallas de la ciudad.

Desde aquí, continúa la exploración hacia las numerosas iglesias barrocas, caracterizadas por espléndidos mosaicos, y házte una idea de cómo debió ser la influencia de Génova en estos lugares. Pasa por la Ciudadela, de origen estrictamente genovés, y por el Barrio de Terra Nova, donde se encuentra el Palacio del Gobernador: el edificio fue construido desde 1378 y continuó hasta 1500. Desde aquí también se puede visitar el Musée à Bastia, donde se pueden admirar importantes testimonios de la evolución de la sociedad en Córcega.

Desde Bastia se llega a Saint-Florent, y te darás cuenta de lo que ofrece Córcega en cuanto a naturaleza virgen y hermosas vistas. Recuerda hacer una parada en el Moulin Mattei, un molino rodeado de una espectacular vista del mar, y en el pueblo de Nonza, donde te esperan las espectaculares ruinas de un castillo.

Cap Corse (Cabo Corso)

La península rocosa de Cap Corse es el destino perfecto para aquellos que buscan un itinerario en Córcega. Situado en la parte norte de la isla, el Cabo Corso tiene una superficie para la que es necesario recorrerlo en su totalidad en unas 4 horas a pie: traete zapatos cómodos o de montaña, y todo el equipo que necesites para un día de excursión. El paseo es exigente: te recomendamos que lo hagas sólo si estás  acostumbrado a caminar y quiere admirar la belleza del lugar. En la zona, descubre las ya mencionadas Saint-Florent o Bastia.

Valle del Tavignano (Gorges du Tavignano)

Ideal también para los niños mayores de 8 años, el Valle de Tavignano es un oasis verde donde adentrarse en busca de aventuras. Detrás de cada escalada se revelan increíbles vistas, y hay lagos, estanques y maravillosos caminos en el bosque que no pueden esperar para darte la bienvenida.

Aquí se puede nadar sin ninguna contraindicación particular: la zona nunca está demasiado concurrida, y aunque el agua está un poco fría, es perfecta para relajarse. Con un poco de suerte encontrarás una zona aislada donde podrá dejar tu toalla y relajarse, rodeado por el silencio de las montañas y el sonido del río.Un espectáculo que vale cada minuto de tu tiempo en Córcega.

Si quieres bañarte, trae tus zapatillas deportivas de arrecife: ir descalzo podría ser un poco más difícil de lo esperado, dada la naturaleza resbaladiza de las rocas húmedas. 

Valle del la Restonica (Gorges de la Restonica)

Rodeado por picos de montañas de rara belleza, el Valle de Restonica es el lugar que siempre has querido explorar después de un largo viaje en crucero. Rodeada de rocas, bosques de pinos y, en los puntos más altos, lo que queda de los glaciares, la Restonica es un destino popular para los excursionistas que simplemente quieren relajarse un poco. Recomendamos llegar al Lac de Melu o al hermoso Lac de Capitellu, ambos accesibles y con largas caminatas en medio de la naturaleza. ¡Adecuado para excursionistas experimentados!

Islas Lavezzi

En el corazón del Estrecho de Bonifacio (Bocche di Bonifacio), y conocidas por su naturaleza marina intacta y sus peligrosas corrientes, se encuentran las Islas Lavezzi, territorio francés perteneciente a la Réserve naturelle des Bouches de Bonifacio.

Rodeada de rocas e islotes deshabitados, esta gran isla está prácticamente deshabitada: en el pasado, sin embargo, los pastores venían aquí a usar los prados de la isla para apacentar sus rebaños de ovejas.

Se puede llegar a las Islas Lavezzi en ferry, y es un magnífico ejemplo de maquia mediterránea. Trae zapatos cómodos y una mochila con todo lo que necesitas para una excursión (almuerzo y agua incluidos). Si te gusta el snorkel, algunos de los lugares de la costa de Lavezzi son perfectos. 

Entre las playas que recomendamos visitar, mencionamos Cala della Chiesa, Cala Sderenaia, Cala Lazarina, Cala U Grecu y Cala Archiarinu.

Sarténe

De todas las ciudades de Córcega, Sarténe conserva el encanto más auténtico y tradicional de la isla. Ven aquí si buscas un fragmento casi sin tocar por el turismo de masas. Ve de compras a las tiendas de artesanía de las calles históricas y disfruta de la atmósfera del lugar tal como es, en un espacio de tierra donde el tiempo parece haberse detenido hace unas décadas. Ven a visitar el museo, donde podrás ver lo que queda de la prehistoria en la isla.

Reserva natural de Scandola

La Reserva natural de Scandola está situada en la costa oeste de Córcega y ha sido clasificada como Patrimonio de la Biosfera por la UNESCO. Establecida en 1975, la reserva contiene unas 900 hectáreas de tierra y 1000 hectáreas de mar. No hay forma de llegar aquí por tierra, excepto a pie y escalando las montañas. Si quieres visitar Scandola, entonces, tienes que alquilar un barco en Calvi o Porto. Ven aquí para sumergirte en la naturaleza, observar aves y apreciar la belleza natural de una tierra no contaminada.

Descubre la belleza de Córcega con Costa Cruceros

¡Partimos hacia Córcega con Costa Cruceros! Tanto si quieres disfrutar de las inmaculadas playas como si quieres hacer un viaje lleno de historia en Ajaccio, la ciudad de Napoleón Bonaparte, Costa Cruceros te lleva a uno de los lugares más bellos del Mediterráneo y te hace pasar unas vacaciones inolvidables. ¿A qué estás esperando? Reserva tu viaje y ven a explorar un paraíso natural sin igual.

¡Zarpa con Costa Cruceros!