¡Bienvenidos a la isla de Barbuda! Un popular destino de vacaciones para todos los amantes de las vacaciones tropicales basadas en el sol, la playa, el mar, la naturaleza virgen y, por supuesto, la historia.

Barbuda forma parte de Antigua y Barbuda. A pesar del paso del huracán Irma, en 2017, que dejó una estela de destrucción que destruyó casi el 90% de los edificios presentes, este pequeño lugar mágico ya empieza a levantarse, y proporciona a los turistas grandes espacios vírgenes que te dejarán sin palabras.

En 2016, Barbuda fue incluida entre los 10 destinos de vacaciones más bellos según la revista Condé Nast Traveller, y a pesar de lo ocurrido, hoy en día sigue siendo un punto de interés para todos aquellos viajeros que siempre han amado hacer un viaje por las islas del Caribe

Bañada por el profundo Océano Atlántico, Barbuda está enmarcada por una extensión de playas de arena prístina embellecidas con bosques y conchas. Puedes venir aquí a nadarbucear y hacer snorkel, o simplemente relajarte en la playa y disfrutar del sol.

También podrás explorar la naturaleza salvaje del lugar con un par de zapatos cómodos y descubrir animales maravillosos en sus hábitats naturales, como aves y pequeños reptiles.

¿No sabes que ver en Barbuda? Descúbrelo con Costa Cruceros

Codrington Village

El pueblo de Codrington es el último que queda en la isla de Barbuda. Con casi 1500 habitantes, hasta hace poco, las calles de este lugar no tenían nombre y estaban completamente sin pavimentar. Ahora, con la llegada del turismo masivo que se ha fijado el objetivo de convertir a Barbuda en la capital del turismo caribeño, las cosas podrían cambiar rápidamente. No te sorprenderá saber que, hasta hace un tiempo, en Codrington las cabras se movían en bandadas por el desierto que rodeaba un pueblo casi fantasma.

No encontrarás muchos servicios turísticos aquí, pero sorprendentemente, cualquiera que pase por Codrington se enamora de los lugareños y de la sencilla atmósfera. Codrington debe su nombre a la historia colonial de la isla: la mayoría de la población desciende de los esclavos que trabajaban en las plantaciones de algodón locales. Cuando la esclavitud fue finalmente abolida, Barbuda fue entregada a sus habitantes. En Barbuda, de hecho, nadie puede comprar tierras porque pertenece a la Mancomunidad de Naciones. Los locales pueden solicitar permiso para construir sus casas aquí, mientras que los grandes negocios, como los centros turísticos, sólo pueden alquilar el terreno.

La reconstrucción después del huracán Irma sigue en curso, y poco a poco la aldea se está convirtiendo en un pequeño paraíso tropical donde se puede disfrutar de una experiencia caribeña.

Frigate Bird Sanctuary (Codrington Lagoon)

 

El huracán Irma no sólo arrasó casas, infraestructuras y vidas: desestabilizó todo el ecosistema de la isla de Barbuda en septiembre de 2017. El Frigate Bird Sanctuary (Santuario de Aves Fragata), situado en la Laguna Codrington (Codrington Lagoon), fue el hogar de unos 10.000 magníficos especímenes de aves fragata, espectaculares criaturas con un brillante plumaje rojo y negro.

Las fragatas son famosas por su colosal envergadura, más de 2 metros y medio, y porque los machos hinchan sus pechos rojos en los rituales de apareamiento, para seducir a las hembras. En el pasado, la laguna sólo podía ser visitada a través de visitas guiadas, sin embargo, ahora la temporada recomendada para visitar el lugar es la de apareamiento, entre septiembre y abril.

La isla de Barbuda es, junto con las Islas Galápagos, una de las zonas de anidación más importantes de esta espléndida ave. Los manglares ofrecían refugio y protección a los especímenes que ponían sus huevos, pero desafortunadamente poco de este hábitat permaneció intacto después del huracán Irma.

En 2018, varios donantes generosos invirtieron su dinero en la reconstrucción de Barbuda y sus hábitats. Llevó un tiempo, pero finalmente las aves comenzaron a regresar a las zonas afectadas por el huracán, gracias en parte a los esfuerzos de los ecologistas. El dinero invertido se utilizó para capacitar a la población local en la restauración del medio ambiente y la protección de especies de importancia crítica para la zona del Caribe, como la tortuga carey, que está en grave peligro de extinción.

Si visitas Barbuda, ven a admirar estos magníficos ejemplares de pájaro, símbolo de la isla, y házte un regalo: contribuye con una pequeña donación a la reconstrucción de sus territorios. ¡Estarás salvando una especie entera!

Las Cuevas de Barbuda

La belleza prehistórica de las Cuevas de Barbuda te dejará boquiabierto. Estas cuevas, junto con muchos otros sitios arqueológicos en la costa, ofrecen un vistazo de lo que la vida debe haber sido aquí hace muchos siglos. Los indios dejaron aquí unos espectaculares petroglifos arahuacos, que todavía pueden ser admirados hoy en día al entrar en las diferentes cuevas. 

Si estás cansado de pasar el día en Barbuda bajo el sol, la alternativa cultural es, por supuesto, explorar las cuevas, que son únicas: desde las de origen natural, pobladas por murciélagos, hasta los petroglifos dibujados en las paredes. Muchos de estos destinos pueden ser alcanzados a pie o en taxi, y vale la pena visitarlos por su evocadora belleza. 

Two Foot Bay Cave

 

Entre las visitas que no puedes perderte, te recomendamos la Two Foot Bay Cave, la Cueva de la Bahía de Dos Pies, poblada por cangrejos, murciélagos, iguanas y aves. La luz penetra a través de las rocas de la cueva y genera sombras fantasmagóricas, proyectándose en las grietas donde emergen los petroglifos dejados por los arahuacos. Si estás buscando otros petroglifos, tendrás que visitar la Indian Cave, la Cueva de los Indios. 

Dark Cave

 

También vale la pena ver la Dark Cave (Cueva Oscura), 3 kilómetros al sur de la Darby Cave, de la que hablaremos más adelante. Esta cueva es particular porque está llena de agua: aquí viven los murciélagos que se alimentan de los camarones ciegos que pueblan este delicado ecosistema oculto.

Darby Cave

 

Se tardan unos 45 minutos en llegar a la Cueva Darby, situada al noreste del pueblo de Codrington. Esta cavidad natural, rodeada de una espesa vegetación que la hace aún más impresionante, ofrece una vista sin precedentes a todos los turistas que deciden aventurarse allí. Tiene un diámetro de 90 metros y una profundidad de 21 metros, y en su interior hay enormes estalactitas de más de tres metros que crean un paisaje fuera de este mundo.

Cuando piensas en la Darby Cave, no tienes que imaginar la clásica cueva que se crea en la roca, sino más bien un enorme agujero (sumidero) donde ha crecido un bosque entero. El resultado simplemente te dejará sin palabras. Tierra de animales increíbles, paisajes y un sinfín de sorpresas. 

Torre Martello

 

Casi el 90% de las estructuras de Barbuda fueron arrasadas por el huracán Irma. Hay una que se salvó completamente: la Torre Martello o Martello Tower. Desde la distancia puede parecer un molino, pero sólo hay que acercarse un poco más a la torre para darse cuenta de que la historia de la isla.

La Martello Tower fue llamada así por un error de traducción de los ingleses, que decidieron copiar el diseño cilíndrico de la Torra di Mortella, en Córcega. Agradablemente impresionados por la eficacia de estos edificios defensivos, los ingleses copiaron su estructura, que les permitía defenderse perfectamente a 360º.

La Martello Tower en Barbuda data del siglo XIX, cuando se construyeron innumerables defensas en la isla para protegerla de las incursiones de los piratas. Los pisos interiores de la torre no han sobrevivido a las inclemencias del tiempo, sin embargo, es posible llegar a la cima subiéndola por fuera para poder admirar una vista privilegiada de Barbuda, sus tierras y su costa. ¡Impresionante! 

Nacida para tener 17 metros de altura, esta torre era la guarnición perfecta para tener una vista privilegiada del llano de Barbuda, ayudando a los viajeros en la navegación durante más de 200 años. La Martello Tower se encuentra a pocos kilómetros de Codrington, y está separada del mar sólo por Pink Sand Beach, la famosa playa de arena rosa. A pesar de la violencia del huracán que golpeó la isla, la torre sigue allí, intacta y hermosa: se puede decir que permanecerá donde está durante los siglos venideros. 

Las playas de Barbuda

Si vienes a Barbuda para contribuir a la reconstrucción del país más afectado por el huracán Irma, también puedes venir aquí porque la isla ofrece un panorama de paisajes fabulosos en el Caribe. No podemos olvidarnos sus playassalvajeshermosas y completamente renacidas.

El secreto mejor guardado del Caribe son las extensiones de arena blanca y rosa que enmarcan la isla de Barbuda, protegida por la belleza del arrecife de coral. La arena aquí es mayormente blanca, con algunas excepciones agradables debido a las playas rosadas: la coloración se debe a la presencia de un coral rojo del arrecife que, al desmoronarse, se mezcla con la arena blanca para formar ese típico color rosado.

Estamos hablando de kilómetros y kilómetros de costa prístina y deshabitada, rica en vida marina y capaz de ofrecer deportes o exploraciones de alta calidad: ven a hacer snorkelbuceonatación surf, o, si lo prefieres, siempre puedes dejar tu toalla y disfrutar de la paz y el sonido de las olas, rodeado de un paisaje de postal.

Entre las playas que nos gustaría recomendarte, nos gustaría mencionar las playas de diferentes islas: Great Bird Island, Green Island, Guiana Island, Maiden Island, Rabbit Island e Hells Gate Island.

Ven y relájate en la Buccaneer Cove Beach, donde los buscadores de aventuras practican windsurf con la fragante brisa del océano. La arena aquí es blanca y suave como una nube, ideal para un largo sueño en un lugar mágico.

Low Bay también merece una visita: playa baja rodeada de una extensión de arena casi ilimitada. ¡Disfruta del viento y del sol en un entorno simplemente irresistible!

Coco Point es una playa rodeada por el océano por dos lados. Las aguas poco profundas de esta península arenosa ofrecen la oportunidad perfecta para un baño tranquilo. Ideal para escapar del turismo masivo que se encuentra en otras playas, Coco Point es un paraíso en la tierra. La zona no tiene instalaciones públicas, así que es una buena idea llevarse el almuerzo de casa.

¿La playa más famosa de Barbuda? ¡Estamos hablando de Pink Sand Beach! Aunque se considera la playa más turística, no esperes tanta gente como en otros lugares del Caribe. La arena rosada ofrece un espectáculo mágico que se inclina suavemente hacia las cristalinas aguas del océano. Ven y disfruta del espectáculo, pero has de saber que incluso aquí no hay instalaciones públicas como baños públicos, así que llévate el almuerzo, mucha agua y protector solar.

 

Descubre Barbuda con Costa Cruceros

¡Vete a Barbuda con Costa Cruceros! Déjate seducir por el encanto rústico de los pueblos, o admira la belleza de sus playas con sus propios ojos. Barbuda necesita el turismo para recuperarse del pesado legado del huracán Irma, y su belleza salvaje nunca te decepcionará. ¡Deja que Barbuda te encante!

Cerca la tua prossima crociera