Bañadores, crema solar… y ganas de divertirse. Los parques acuáticos más grandes y equipados del mundo hacen un guiño tanto a las familias con niños como a los jóvenes y a los adultos en busca de ocio, que pueden probar los toboganes monumentales, los saltos refrescantes y los túneles sinuosos en los que se pasa como balas. Estas son las cinco metas imprescindibles para satisfacer las ganas de diversión de grandes y pequeños.

"Las familias pueden disfrutar de una playa gratuita y una zona de juegos para los niños, además de una serie de actividades didácticas como el baño con los delfines. "

Disney’s Blizzard Beach – Orlando (EE.UU)

En casa Disney reina la originalidad. Sólo en la soleada Florida es posible encontrar un laberinto de piscinas, juegos y ríos artificiales sumergidos en un paisaje invernal, con telesillas, iglús y muñecos de nieve. El parque cuenta con numerosas atracciones para los pequeños, pero también dispone de un montón de atracciones para los amantes de la aventura. Destaca entre todas el Summit Plummet, uno de los toboganes más grandes del planeta (37 metros de desnivel y 110 metros de longitud), sobre el cual lanzarse con total seguridad a una velocidad de casi 100 quilómetros por hora.

Xcaret – Riviera Maya (México)

Con vistas en el Mar del Caribe, sobre las cenizas de una antigua ciudad Maya, surge un oasis construido para las familias, donde es posible disfrutar de un conjunto de naturaleza, cultura y ocio. Las actividades acuáticas son en efecto sólo una parte mínima de lo que ofrece el parque de Xcaret: se va del Pabellón de las Mariposas, que alberga centenares de insectos autóctonos en libertad, al Museo de Arte Popular Mexicano, donde es posible conocer las tradiciones locales; pasando por el Recorrido de la Jungla Tropical que permite observar las plantas de las que se extrae goma, vainilla y canela. Por la noche grandes espectáculos y fiestas de luz, entre las que destaca un musical que guía a los visitantes por la historia del México de la época prehispánica.

Aquaventure Waterpark – Dubai (EAU)

Situado en el centro turístico Atlantis, en la isla artificial Palm Jumeirah (una de las tres Palm Islands), el enorme parque acuático de los Emiratos Árabes Unidos ofrece una serie de atracciones de ensueño, entre las que destaca un tobogán con 9 plantas de altura y un túnel transparente que atraviesa una piscina con tiburones. Las familias pueden disfrutar de una playa gratuita y una zona de juegos para los niños, además de una serie de actividades didácticas como el baño con los delfines. El acuario contiguo (de pago) alberga 65.000 animales marinos y es el más grande de todo el Oriente Medio.

Siam Park – Tenerife (España)

Se encuentra en las Islas Canarias y es, según dicen todos, el parque acuático número uno en Europa. A pesar de algunas atracciones aparentemente un poco atrevidas (pero aptas para todos, como la Tower of Power, un tobogán con caída casi vertical de 28 metros), se trata de un joya construida para las familias, curiosamente en estilo tailandés, que además de piscinas y toboganes de agua corriente, ofrece largos paseos inmersos en la vegetación, la posibilidad de comer en quioscos y restaurante y de hacer compras en un mercado flotante. La estructura cuenta también con una playa de arena blanca, en la que es posible beber algo tomando el sol, y la Lost City, una especie de “ciudad perdida”, en estilo “antigua civilización”, adaptada a las necesidades de los más pequeños.

Mediterraneo Marine Park – (Malta)

El Mediterraneo Marine Park es una de las grandes atracciones de Malta. Conocido también como Bio Park, hace alarde de la piscina más grande de Europa con olas artificiales y ambientes en los que se pueden admirar leones marinos y animales exóticos, como tortugas, ranas y serpientes. También es posible realizar aquí uno de los sueños más recurrentes de grandes y pequeños, es decir, nadar al lado de los delfines, algo muy raro en el Viejo Continente. Después de una introducción teórica a cargo de los instructores del parque, es necesario ponerse el mono y lanzarse al agua para familiarizarse con los delfines mulares.

Credits foto: Olycom