Sol y temperatura ideal durante casi todo el año, un mar limpio y una naturaleza sencilla confirman Malta como una meta perfecta para las vacaciones de las familias con niños. En las últimas décadas se han construido parques temáticos curiosos y se han promovido iniciativas para favorecer el turismo dedicado a los más pequeños. Sugerencias para disfrutar de una estancia relajante para los adultos y los niños.

"Una experiencia imprescindible es el baño en la Laguna Azul de Comino, una laguna que parece una piscina."

Popeye Village

La aldea de Popeye se encuentra en la ensenada de Anchor Bay. Aquí, en el 1980, Robert Altman filmó su película “Popeye”, luego el gobierno decidió mantener el set transformándolo en un parque temático. Se trata de un lugar sugestivo, a medio camino entre museo al abierto, aldea de pescadores y parque de atracciones, una meta divertida para los amantes del cine, los curiosos y por supuesto los niños. Aquí podrán correr entre las cabañas de colores, saltar al agua y saludar a Popeye, Olivia, Bruto y los demás personajes de estos dibujos animados.

Playmobil Fun Park

Los hombrecitos de plástico son desde hace 40 años uno de los pasatiempos clásicos para los niños. En Malta les han dedicado un parque temático, el Playmobil Fun Park, al sur de La Valetta. Es posible divertirse al aire libre con arena y agua, o al cubierto creando mundos repletos de juguetes móviles. También es posible hacer una visita guiada en la fábrica para descubrir cómo se realizan los Playmobil. Otra atracción apta para los niños es el Splash and Fun Waterpark, un parque acuático con piscinas y toboganes.

La Laguna Azul y las demás playas

Las mejores playas para una jornada de mar con los más pequeños son Golden Bay, Mellieha, Ghajn Tuffieha. Se encuentran en el norte de la isla y son amplias, arenosas, con un mar tranquilo y azul y un fondo que se inclina suavemente. Así como Paradise Bay, la meta ideal para una jornada en la naturaleza, donde quedarse hasta la espectacular puesta de sol comiendo un pastizzi (una pasta de hojaldre rellena de queso ricotta (similar al requesón). Una experiencia imprescindible es el baño en la Laguna Azul de Comino, una laguna que parece una piscina, donde es posible observar el fondo a través del mar transparente y navegar con las colchonetas para alcanzar la isleta de enfrente.

Ducks Village

Es el paraíso de los patos, animales muy apreciados por los más pequeños. Un lugar relajante creado para albergar y nutrir a los pájaros que cada estación emigran hasta esta zona; casitas de madera, nidos y puentes que las familias pueden visitar y que ofrecen a los niños la ocasión para conocer de cerca estos palmípedos.

National Acquarium

En la localidad de Qawra surge la moderna arquitectura del acuario más importante de Malta, en forma de estrella marina, que incluye también un restaurante y una escuela de inmersión. Consta de 26 piscinas que albergan peces de todas clases, con especies tropicales y tiburones. Es imperdible el paseo en el túnel transparente sumergido en la piscina principal. Los interesados en la observación de la fauna y la flora mediterránea en su ambiente natural pueden visitar el Majjistral Nature and History Park, un área protegida para la conservación de la biodiversidad que incluye la playa de Golden Bay.

Credits photo: Mondadori Portfolio/Age Fotostock