Para divertirse en la playa no se necesita mucho, son suficientes una línea dibujada sobre la arena, un cubo y una pelota. Existen docenas de juegos clásicos para hacer a orillas del mar, pero para quienes quieran probar otras cosas, adictivas y exhilarantes, presentamos 6 propuestas adecuadas tanto para grandes como para pequeños, perfectas para pasar tiempo en compañía y reír más que nunca. Porque en realidad, a menudo la finalidad del juego es lavarse y bañarse en el agua.

"Mientras los equipos llevan a cabo la prueba de fuerza, los dos tienen que hacer algo, como pasar el agua de un cubo a otro, construir un castillo de arena, recoger conchas... Todo ello con el objetivo de provocar montañas de personas, caídas y risas."

Fútbol con aletas

Se trata de un partido de fútbol que se juega sobre la arena con las aletas puestas. No existen normas propiamente dichas, puesto que la finalidad del juego es reír y hacer reír a los espectadores mientras se intenta mantenerse de pie y mandar hacia adelante una pelota ligera. Normalmente se juega en equipo de máximo 5 jugadores, con dos porterías señaladas en la arena. Cuando hay niños pequeños, es mejor que se coloquen las gafas de protección o una máscara para evitar que la arena les entre en los ojos.

¿Qué letra es?

El objetivo de los jugadores, divididos en dos equipos que se alternan, es reproducir letras del alfabeto con el cuerpo estirados en la arena, mientras los compañeros tienen que conseguir adivinarlas. La dificultad, más que en adivinar la respuesta, está en colocarse de la forma justa: por ello es un juego que promueve la elasticidad física, el espíritu de equipo y la sociabilidad.

Estrujatodo

Es la versión evolucionada de la carrera de cubos, con además muchas risas y juego de equipo. Se forman dos equipos, que tienen que disponer de una camiseta extragrande y un barreño de agua. Uno por uno, los miembros del equipo se colocan la camiseta, corren hasta el agua para mojarla, luego vuelven a la arena y se la sacan para estrujarla dentro del barreño. Gana el equipo que llena en primer lugar el recipiente.

Tira y afloja complicado

Cuando, como sucede a menudo, en el tira y afloja no se obtiene un resultado neto porque los equipos están equilibrados, se puede pasar a una especie de “desempate” complicando el juego. En los dos extremos de la cuerda se ata un miembro por cada equipo, con los hombros girados respecto a sus compañeros que tiran la cuerda. Mientras los equipos llevan a cabo la prueba de fuerza, los dos tienen que hacer algo, como pasar el agua de un cubo a otro, construir un castillo de arena, recoger conchas… Todo ello con el objetivo de provocar montañas de personas, caídas y risas.

Bautismo

En una zona de playa libre se colocan dos equipos (entre 6 y 15 personas), una frente a la otra a una distancia de 15 metros, divididas por una línea. Sobre la línea se colocan cubos llenos de agua. Como en el juego “bandera”, cada persona tiene un número, que un árbitro llama: los números llamados corren hacia el cubo e intentan bautizarse recíprocamente. El primero que conseguirá derramar el agua en la cabeza del adversario obtiene el punto. Normalmente el juego termina en un gran baño general.

He hecho splash (globo de agua envenenado)

El principio es el mismo de la pelota envenenada, combinado con la conocida broma del globo lleno de agua, pero con alguna regla más para evitar molestar a los vecinos de sombrilla. Se crea un campo de juego dividido en dos partes por una línea dibujada en la arena. Dos equipos, uno frente al otro, llevan consigo un cierto número de globos llenos de agua (por lo menos dos por cabeza). Cuando se da la señal se lanzan los globos de una parte a la otra del campo. Los jugadores golpeados quedan eliminados.

Credtis photo: Mondadori Portfolio/Age Fotostock