Figuras protectoras y cariñosas, siempre fundamentales en el crecimiento de los nietos, los abuelos se merecen una jornada especial para que no olvidemos nunca lo importantes que son. Es la fiesta de los abuelos, que se celebra en muchos países del mundo. Descubrimos como nació, las curiosidades que la rodean y la función de estas personas tan especiales desde la prehistoria hasta hoy.

"Libres del peso directo de la paternidad (y de obligaciones laborales), los abuelos pueden dedicar tiempo y energía a la educación de las nuevas generaciones, pasándoles los conocimientos acumulados durante años."

¿Cuándo nació?

La fiesta original, en la que se inspiran muchos países, nació en Estados Unidos en 1978, instituida por el presidente Jimmy Carter gracias a la iniciativa de una obstinada ama de casa de Oak Hill, una pequeña ciudad del estado de Virginia Occidental. Marian McQuade, madre de 15 hijos y abuela de más de 40 nietos, llevaba años presionando a gobernadores y parlamentarios de todos los estados americanos hasta obtener el reconocimiento oficial del National Grandparents Day, fijado el primer domingo de setiembre sucesivo al Labor Day, que acostumbra a marcar el final “no oficial” del verano.

La fiesta en el mundo

A partir de entonces, la fiesta de los abuelos empezó a difundirse en el resto del mundo, pero se celebra en fechas diferentes: por ejemplo, en Italia es el 2 de octubre (en concomitancia con la fiesta católica de los Ángeles Custodios); en Alemania, el segundo domingo de octubre; en España y Brasil, el 26 de julio (el día dedicado a San Joaquín y Santa Ana, los abuelos de Jesús); en México, el 28 de agosto; en Australia, el último domingo de octubre; en Singapur, el cuarto domingo de noviembre. Curiosamente, en Polonia existe desde 1964, cuando la inventó la revista semanal Kobieta i Życie. En Francia la fiesta de las abuelas fue lanzada por una marca de café en 1987 como reclamo comercial, para luego convertirse en una fiesta reconocida y celebrada el primer domingo de marzo; los abuelos tienen un día aparte para ellos solos, el primer domingo de octubre.

Flores y canciones

La fiesta de los abuelos tiene incluso una flor oficial: el Nomeolvides (Myosotissylvatica), una hierba muy difusa caracterizada por sus bonitas flores azules, que en algunos países es costumbre regalar a los abuelos como señal de cariño. Existen también algunas canciones reconocidas como oficiales: por ejemplo, la de los Estados Unidos se titula A Song for Grandma and Grandpa y fue compuesta por Johnny Prill; en Italia el tema para los abuelos es Tu sarai, obra del cantautor Walter Bassani y traducida a numerosos idiomas como el español, el inglés, el alemán, el holandés y el francés.

Los abuelos según la evolución

Se ha calculado que, como media en la sociedad occidental, una persona pasa un tercio de su vida “como abuelo”. Un periodo muy largo, insólito en el reino animal, pero que según algunas teorías habría tenido un peso fundamental en el éxito de nuestra especie desde la prehistoria. La prole humana necesita asistencia durante muchos años antes de volverse autosuficiente: gran parte de esa asistencia la proporcionan los padres, pero el apoyo de los abuelos resulta,en ocasiones, decisivo. Libres del peso directo de la paternidad (y de obligaciones laborales), los abuelos pueden dedicar tiempo y energía a la educación de las nuevas generaciones, pasándoles los conocimientos acumulados durante años. ¡Y lo mejor es que ejercer de abuelos es bueno para la salud! Según una investigación Women’s Health Aging Project, llevada a cabo en Australia, las abuelas que pasan un día a la semana con sus nietos tienen un riesgo menor de padecer la enfermedad de Alzheimer. La interacción con niños, de hecho, disminuye los riesgos de aislamiento social y depresión, ayuda a sentirse útiles y felices. No solo los abuelos están felices de atender a los nietos y los padres se quedan igual de contentos de dejar a sus pequeños a su cuidado, cosa que sucede cada vez más a menudo, sobre todo por motivos laborales. Según las estadísticas, actualmente en los mayores países de la Unión Europea más del 50% de los abuelos cuida de sus nietos cuando los padres están trabajando, mientras que en Reino Unido el porcentaje sube a un 63% (el 17% durante más de 10 horas semanales).

Credits photo: OLYCOM/MONDADORI PORTFOLIO