Día del padre, Father’s Day, Isänpäivä: en todo el mundo hay un día para festejar la figura del padre. Esta fiesta tiene una historia antigua y se celebra en fechas distintas dependiendo de cada país. Para los niños es la mejor ocasión para ofrecer una poesía o un pequeño regalo a sus papás, mientras que las mamás cocinan dulces para compartir en familia. Un día para pasar todos juntos, al calor de la familia.

"En Francia es costumbre regalar una rosa, con una distinción especial: de color rosa a los padres que siguen con nosotros, y blanco a los que ya se han ido"

Cuándo se celebra

En muchos países de tradición católica se celebra el 19 de marzo, que desde el siglo XV es el día de San José. Pero no es así en todas partes. En algunos países se celebra la figura del padre en un sentido más amplio; se asocia la figura del padre a la de los defensores de la patria (en Rusia, el 23 de febrero), del rey (Tailandia el 5 de diciembre) o al documento fundador de la institución del país, la constitución (Dinamarca, 5 de junio). Sea como sea, en definitiva, la mayor parte del mundo celebra a los padres o el 19 de marzo o el tercer domingo de junio.

Cómo nació la fiesta

Los primeros en institucionalizar la fiesta como celebración laica fueron los Estados Unidos. La idea de no celebrar solo la figura de la madre (que ya contaba con su día de fiesta en mayo), sino también la del padre se le ocurrió a Sonora Smart Dodd. Esta mujer, hija de un veterano que crió solo a sus seis hijos, propuso a la iglesia local preparar un sermón ad hoc para homenajear a todos los padres. En un principio, la misa especial debía celebrarse el 5 de junio, día del cumpleaños del padre de Sonora, pero como el tiempo para preparar el discurso era poco, los sacerdotes la pospusieron dos semanas. En 1972 el presidente estadounidense Richard Nixon hizo oficial definitivamente la fiesta del Día del padre convirtiéndola en una fiesta civil nacional.

Curiosidades y exquisiteces

Cada país celebra el Día del padre echando mano de su propia tradición culinaria. El Italia se preparan dulces, de los raviolis emilianos (pastaflora rellena de mermelada) a las zeppole napolitanas (buñuelos rellenos de crema). En Francia es costumbre regalar una rosa, con una distinción especial: de color rosa a los padres que siguen con nosotros, y blanca a los que ya se han ido. En Inglaterra los papás reciben un montón de bombones y tarjetas cariñosas, mientras que en algunas ciudades de Alemania los padres tienen un desfile propio durante el que se les transporta por las calles encima de unos carros tirados por bueyes. En Sudamérica es habitual encender unas pequeñas hogueras y desafiar a los padres a saltarlas; en Tailandia los miembros de la familia se visten del color preferido del papá.