El 1 de mayo se celebra en España, el 8 de mayo en Italia, en los Estados Unidos y en muchos otros países del mundo el “Día de la Madre”, un día pensado para celebrar públicamente la maternidad y el papel clave de las madres en la sociedad. Estas son 7 curiosidades a tener en cuenta (y que quizá no conoces).

"El primer Mother’s Day se celebró en el 1908 y se convirtió en una fiesta tan popular que en el 1914 el presidente Woodrow Wilson la institucionalizó."

Había una vez…

El culto de la maternidad tiene orígenes antiguos: las poblaciones politeístas homenajeaban a la Madre Tierra y a las deidades relacionadas con el renacimiento de la primavera mediante rituales y celebraciones que, aunque lejanas del moderno Día de la Madre, se referían a la vida y a la fertilidad.

¡Vuelvo a casa, mamá!

Entre los siglos XVII y XVIII, en Gran Bretaña, se celebraba una fiesta religiosa llamada “Mothering Sunday”, coincidiendo con el cuarto domingo de Cuaresma: para los niños y los jóvenes que estudiaban o aprendían un oficio lejos de casa, era la ocasión para volver al hogar y ofrecer a sus madres una flor o un pequeño regalo.

Origen histórico

El actual Día de la Madre nació en los Estados Unidos, gracias a la activista Anna M. Jarvis (1864-1948), que a principios del siglo XX inauguró una jornada dedicada a las mamás y a los ideales de amor y paz. El primer Mother’s Day se celebró en el 1908 y se convirtió en una fiesta tan popular que en el 1914 el presidente Woodrow Wilson la institucionalizó.

Colores rojos

En honor de la propia madre, amante de los claveles, siempre Anna M. Jarvis eligió estas flores como emblema de su Mother’s Day: rojos para las mamás con vida y blancos para las que ya no estaban. El rojo, que todavía es sinónimo de amor, se consolidó de esta forma como el color símbolo de la fiesta.

Algunas fechas

La fiesta se introdujo en el 1917 en Suiza, en el 1918 en Finlandia, en el 1919 en Noruega y Suecia, en el 1923 en Alemania y en el 1924 en Austria. En la segunda mitad del siglo XX el Día de la Madre si extendió un poco por todo el mundo: Francia, por ejemplo, la introdujo de forma oficial en su calendario en el 1950, mientras Italia lo hizo en el 1958.

Pero no sólo mayo

Si en muchos países, como Italia, los Estados Unidos, Brasil, Alemania y Sudáfrica, el Día de la Madre se celebra el segundo domingo de mayo (en el 2017 será el 14), en otras partes es distinto. En España se celebra por ejemplo el primer domingo de mayo desde 1965, en Argentina el tercer domingo de octubre, en Marruecos el 21 de marzo y en Indonesia el 22 de diciembre. Pero se trata sólo de convenciones, en realidad cada día es bueno para demostrar a todas las madres lo importantes que son.

Cómo hacer feliz a una madre

La fiesta está ya muy extendida y se ha convertido en la ocasión perfecta para poder hacer un pequeño regalo a la propia madre, desencadenando una auténtica búsqueda del regalo perfecto. Para conseguir que sea especial son suficientes pequeños gestos de afecto: una tarjeta de felicitación con una poesía de amor o también una simple flor, siempre de color rojo. Si en cambio quieres sorprenderla, piensa en regalos personalizados, incluso realizados por ti, como originales pastillas de jabón hechas en casa, utilizando los moldes de los helados o de las galletas, o un porta tableta realizado con una tabla de cortar vieja en la que se puede colocar un listón horizontal donde apoyar el dispositivo y un soporte triangular en la parte trasera, para que se mantenga de pie y permitir, a una madre tecnológica pero atenta al ambiente, la consulta del infinito recetario del web para sus creaciones en la cocina.

Credits photo: MONDADORI PORTFOLIO/AGE