La imagen de un niño que con pala y cubo juega en la orilla del agua amontonando arena y agua es muy familiar; todos hemos sido así, por lo menos una vez en la vida. Pero los castillos de arena no son sólo juegos para niños, se trata de una auténtica técnica artística para construir con el material más efímero que existe, la arena.

"¿Quién no ha intentado nunca construir un castillo de arena, incluso con flechas, foso y puente levadizo? "

De las primeras construcciones a los hoteles de arena

La idea de utilizar la arena como material para obras de arte es muy antigua. Se cree que ya los egipcios reproducían pirámides, esfinges y otras cosas con la arena. Es quizá por este motivo que en los Países Bajos han surgido dos Zand Hotel, los hoteles de arena. Con paredes y mobiliario de arena, tanto en el interior como en el exterior, los Zand Hotel pueden acoger perfectamente a sus huéspedes. Disponen de agua, electricidad y Wi-Fi y se decoran con esculturas, evidentemente todas esculpidas rigurosamente en arena. Se encuentran cerca de Sneek y nacieron al mismo tiempo que los primeros Zandsculpturen Festival, un festival anual de esculturas de arena.

Los arenosos festivales de esculturas y castillos

El Zandsculpturen Festival es sólo uno de los muchos festivales dedicados a las esculturas y a los castillos de arena. Uno de los más famosos y prestigiosos de este refinado arte es el International Sand Sculpture Festival (FIESA) que se celebra regularmente en Pêra, en el Algarve, al sur de Lisboa, en diversas sesiones abiertas según un específico calendario que va del 10 de marzo al 31 de octubre. Aquí llegan cada año aproximadamente sesenta artistas que utilizan casi 3500 toneladas de arena para construir sus obras. En Australia, en Frankton, hacia el 10 de diciembre se celebra el Sand Sculpting Australia, cuya peculiaridad es que cada edición está dedicada a un tema específico. Hace unos años, por ejemplo, se celebró la Dinostory Edition y durante unos días los temibles dinosaurios extinguidos volvieron a vivir bajo forma de esculturas de arena. También se celebran muchos festivales en Asia, pero entre todos ellos destaca el famoso Goa Sant Art Festival, uno de los festivales más importantes del mundo que se celebra en el último fin de semana antes de Navidad, en las playas de Candolim repletas durante tres días de creaciones espectaculares. Desde el año 1998, y durante el mes de junio, se celebra en Italia, en Jesolo, la Gara Internazionale di Sculture di sabbia (el concurso internacional de esculturas de arena).

Vademecum para construir un castillo de arena perfecto

¿Quién no ha intentado nunca construir un castillo de arena, incluso con flechas, foso y puente levadizo? El problema es que la mayoría de las veces el resultado final no se parece precisamente a la idea inicial. Pero no te desanimes por el carácter resbaladizo de la empresa, te enumeramos una serie de buenos consejos para construir el propio castillo ideal. 1. Forma un pequeño equipo: para trabajar bien es necesario trabajar en equipo, la sincronización es una variable importante en este tipo de construcciones, por ello es mejor trabajar en varios puntos de forma contemporánea. __2. Elige el día ideal: __no tiene que hacer demasiado calor porque en ese caso será pesado trabajar y la arena podría no resistir las altas temperaturas y secarse rápidamente. 3. Crea la masa perfecta: sin conchas o pedazos de madera. Sólo arena, limpia y lisa. 4. Utiliza los instrumentos adecuados: como para cada buena operación, los instrumentos de trabajo son fundamentales. Consigue palas de plástico, cuchillos y cucharas de pic-nic y un spray para mantener húmeda la arena mientras haces la escultura. __5. Amontona y comprime la arena: __imagina y decide cuál será el tamaño de tu castillo. Luego prepara un montoncito de arena del mismo tamaño para colocar poco a poco en la base con la justa cantidad de arena. Comprime bien la arena para que los cristales encajen entre ellos perfectamente formando sólidos bloques. __6. Esculpe: __tal como lo haría un escultor, modela flechas y decoraciones. Si quieres hacer decoraciones y acabados, te conviene empezar por arriba, para limpiar bien la base de la arena que eventualmente caiga hacia abajo, tras completar esta fase. 7. Añade detalles finales originales y da rienda suelta a tu imaginación. Diviértete, es tu creación especial y cada toque personal hará que tu castillo sea una obra única en el mundo. Puedes dibujar formas geométricas insólitas y dentadas, exagerar con el número de torres, puentes y flechas, añadir decoraciones con conchas y piedras de colores… En definitiva, lo importante es provocar el asombro (y la envidia) de quienes miran y admiran tu castillo.

Credits photo: Zumapress/Mondadori Portfolio

1 of 6