El solsticio de verano, con el que empieza oficialmente la temporada cálida en el hemisferio septentrional, en el 2016 será el 20 de junio. Las palabras claves son por tanto sol, vacaciones y relax: estas son las 5 curiosidades para entrar en la atmósfera de los meses más esperados del año.

"Según algunas teorías, Stonehenge, el famoso círculo de piedras que se encuentra en Gran Bretaña, es un antiguo observatorio astronómico construido para estudiar y quizá celebrar los solsticios y los equinoccios. "

Y se hizo la luz

Durante el solsticio de verano el Sol alcanza el punto más alto de su camino aparente respecto al horizonte: no es casualidad que la palabra derive del latín solstitium, unión de sol, “Sol” y sistere, “detenerse”, como para devolver la imagen de una luz altísima que brilla inmóvil encima de nuestras cabezas. Y como todos sabemos, este fenómeno se traduce en la jornada más larga y luminosa de todo el año. Tradicionalmente se considera el 21 de junio como el día del solsticio, pero en realidad este momento se retrasa 6 horas cada año, para luego recolocarse durante el año bisiesto. Esta es la razón por la que el fatídico día este año es el 20 de junio.

En la antigüedad

Numerosas civilizaciones del pasado, desde los antiguos griegos a las poblaciones precolombianas, celebran el solsticio con rituales relacionados con el culto del Sol, cuya escalada hasta la cumbre del cielo se interpretaba como el inicio de una nueva fase de la vida. Se sabe por ejemplo que los romanos dedicaban las fiestas de los solsticios (incluida la invernal) a Jano, el dios de los inicios representado con dos caras. Los celtas consideraban que encender una hoguera el primer día del verano hacía aumentar la energía del Sol, mientras en la China antigua el solsticio de verano era la ocasión ideal para obsequiar a la energía Yang, que según la cultura oriental es una de las dos energías (junto con el Yin) que dominan el mundo y que alcanza su máximo durante el verano. También la obra Sueño de una noche de verano de William Shakespeare se refiere precisamente a este momento del año, que en aquella época estaba considerado como especialmente mágico, un punto de encuentro entre realidad y mundo de hadas.

El solsticio actualmente

En la actualidad todavía sobreviven ecos de las antiguas ceremonias paganas: en Letonia, por ejemplo, el llamado Līgo, la fiesta del solsticio, se celebra al aire libre con fuegos, bailes y chapuzones en los lagos. También la fiesta de San Juan (24 junio), una solemnidad religiosa que se celebra sobretodo en algunas zonas de Italia y España, es en realidad una herencia de los cultos de los solsticios que aumentaban el poder del fuego y la luz encendiendo grandes hogueras. El ritual se ha unido con la tradición cristiana, pero no ha cambiado de piel, puesto que en algunas plazas, campos y colinas las llamas se encienden por la noche y se mantienen encendidas hasta el amanecer. En Irlanda, en cambio, el verano empieza siempre el 1 de mayo y termina el 1 de agosto.

Stonehenge

Según algunas teorías, Stonehenge, el famoso círculo de piedras que se encuentra en Gran Bretaña, es un antiguo observatorio astronómico construido para estudiar y quizá celebrar los solsticios y los equinoccios. Como prueba de ello, con las primeras luces del solsticio de verano los rayos del Sol convergen sobre un bloque de piedra colocado en el centro del complejo.

¿Por qué hace calor?

El solsticio de verano marca de hecho el inicio del periodo más caluroso del año, a pesar de que por convención el verano meteorológico va del 1 de junio al 31 de agosto. ¿Pero por qué hace tanto calor? La creencia de que las temperaturas elevadas dependen de la cercanía entre la Tierra y el Sol es un error. En realidad, en el mes de julio, en pleno verano, se registra la máxima distancia entre los dos cuerpos celestes. La explicación es otra. A causa de la inclinación del eje de la Tierra, durante el verano los rayos del Sol llegan a las regiones al norte del ecuador de forma más directa y durante mayor tiempo, provocando un aumento de la columna de mercurio. Mientras en el sur del ecuador, en el mismo día, empieza el invierno.

Credits photo: MONDADORI PORTFOLIO/ZUMAPRESS