Gracias a la ley Gadda, vigente desde 2016, que permite la recuperación y el aprovechamiento de excedentes alimentarios con fines sociales, cada viernes por la tarde, antes de la llegada del barco a Savona, el personal de cocina del Costa Diadema recogerá toda la comida que se ha preparado pero que no se ha servido a los pasajeros.

"Los alimentos se colocan en bandejas de aluminio, debidamente precintadas para garantizar su frescura y etiquetadas para identificar el contenido. A continuación, se guardan en las cámaras frigoríficas del Costa Diadema."

La iniciativa arranca con Savona y el buque insignia Costa Diadema, pero el objetivo común es implicar cada vez a un mayor número de barcos y puertos en Italia y en el Mediterráneo. El proyecto, que cuenta con el pleno apoyo de las instituciones públicas, concretamente del Ministerio de políticas agrícolas y alimentarias (Mlpaaf), ha echado a rodar con éxito gracias al entusiasmo de la tripulación del Costa Diadema y de toda la empresa, ya que representa una acción solidaria y de lucha contra la pobreza.

El sábado por la mañana, las bandejas se desembarcan en Savona, colocadas en recipientes térmicos, y se cargan en transportes refrigerados del Banco de Alimentos, que las entregan en la sede de la Fundación l’Ancora Onlus de Varazze para dar de comer a niños y familias necesitadas.

A ello se añade, desde el punto de vista educativo, el tema de la reducción del despilfarro y la visión de los alimentos como un don, en lo que debe ser un instrumento importante de diálogo y de crecimiento con los jóvenes, tal como subraya el director de la Fundación L’Ancora Onlus. La primera donación fue realizada el pasado 22 de julio en presencia del Viceministro del Mlpaaf, Andrea Olivero, de la honorable Sra. Maria Chiara Gadda y de las máximas autoridades de la región de Liguria.