El hogar de los Saboya y de la Juventus. Fugaz capital del reino de Italia y un gran centro gastronómico. La ciudad europea en la que más se siente el eco del esplendor del antiguo Egipto. Hay muchas maneras de definir a Turín: todas ellas encierran un mundo de fascinación y experiencias que, ahora, también se pueden visitar desde el mar.

"Una ciudad para verla una y otra vez."

Los libros de geografía afirman que la región del Piamonte no tiene mar: ¿pensaron alguna vez que podrían llegar hasta allí en barco? A partir de este verano, Costa les lleva también a Turín, con cuatro excursiones especialmente concebidas para mostrar lo mejor de esta capital de la cultura, en cuyos salones se han escrito capítulos fundamentales de la historia de Italia. El castillo de Venaria, el Museo Egipcio, el museo Nacional del Cine y el J-Museum, son algunos de los posibles destinos de su visita a la capital de los Saboya. Conozca cualquiera de estos lugares a su ritmo, con total libertad, durante una visita de una hora y media con audioguías. Si su pasión es la arquitectura, su destino es sin duda el complejo del Castillo de Venaria, la imponente residencia encargada por el duque Carlo Emanuele II para sus batidas de caza. Paseen y contemplen los estucos de su galería, diseñados por Filippo Juvarra, y déjense impresionar por la grandiosidad de esta joya del Barroco. Los cinéfilos no pueden perderse el Museo Nacional del Cine por dos razones: la primera, por su contenido, una excepcional exposición de maquinaria, películas, carteles y reliquias de los rodajes de grandes obras maestras del cine. La segunda, por el continente, la Mole Antonelliana. Desde su “templete” —al que se accede después de un increíble viaje en un ascensor de cristal— las vistas son espectaculares. El Museo Egipcio, con una colección de más de 5.000 piezas, solo por detrás del museo de El Cairo, es ineludible para los aficionados a la historia. Por su parte, el J-Museum es una parada obligada para los apasionados del deporte, aunque no sean hinchas de la Juventus. Este museo deportivo es uno de los más avanzados del mundo y relata la historia de la “Vecchia Signora” y del fútbol italiano. Una vez finalizada la visita, les espera un guía de Costa para descubrir el centro de la ciudad, la Turín de los palacios barrocos, de los cafés históricos donde se sentaban Giolitti y Pavese, las pastelerías en las que el chocolate se convierte en arte, la tradición gastronómica piamontesa elegante a la vista y de sabores fuertes, en la que destaca el “bicerin”, una deliciosa bebida reconfortante a base de café, chocolate y crema de leche, la favorita de Cavour. Disfruten también de un descanso en un local típico, que podrán elegir entre los que se citan en el mapa que les entregará su guía, con un descuento reservado en exclusiva a los viajeros de Costa.

Una ciudad para verla una y otra vez

¿Le encanta Turín? Esta es la ocasión perfecta para volver: guarde el mapa que le entregaremos para su excursión con Costa y, si lo presenta en alguna de las oficinas de turismo antes del 30 de junio de 2018, podrá conseguir la tarjeta Torino+Piemonte Card a un precio especial. Es una exclusiva para los pasajeros Costa, fruto de un acuerdo con el ayuntamiento de Turín. Esta tarjeta da acceso a los principales museos, exposiciones, castillos, fortalezas y residencias reales de la ciudad y de la región, además de otros muchos descuentos en espectáculos, experiencias y visitas guiadas.