Destinos exóticos, sesiones de bronceado en la cubierta o la piscina del barco; el sol tiene efectos muy beneficiosos tanto sobre el cuerpo como sobre la mente. Sin embargo, para mantener una piel sana e hidratada debemos seguir algunos consejos muy sencillos que nos ayudarán a protegernos del sol. Gracias a los consejos de los médicos certificados AIDECO obtendréis un bronceado perfecto para disfrutar de cualquier experiencia sin miedo a quemaros. Aquí está nuestra entrevista con el profesor Leonardo Celleno, dermatólogo y presidente de AIDECO.

Destinos tropicales, sesiones de bronceado en la cubierta o la piscina; el sol tiene efectos muy beneficiosos tanto sobre el cuerpo como sobre la mente.

¿Qué es AIDECO? Es la Asociación Italiana de Dermatología Cosmetología; nació en 2007 como punto de encuentro y referencia para todos los especialistas que trabajan en el sector de la dermatología, para profundizar el conocimiento de la rama de la cosmetología. Por eso, el principio fundamental de la Asociación es justamente el de la dermo-cosmetología.

 

Tres palabras para describir la Asociación:
profesionalidad, conocimiento, investigación.  

 

¿Cuáles son los beneficios del sol si pensamos pasar las vacaciones a bordo de un crucero y aprovechar también los beneficios del mar?

El sol no solo es beneficioso para la piel, que se puede volver más lisa, luminosa y sana, sino que también tiene efectos positivos en muchos aspectos de nuestra vida. Para empezar, el sol ayuda a sintetizar la vitamina D, importante para el desarrollo de los huesos en los jóvenes  y para su bienestar durante la edad adulta y la protección de los rayos ultravioletas.
Además, el sol estimula nuestro cuerpo mejorando el humor y el bienestar psicofísico. En una ocasión como es la de un crucero, además, todos estos beneficios se acentúan gracias a la combinación de sol y mar, que te permite relajarte y aportar bienestar garantizando una puesta en forma absoluta para cuerpo y mente.

 

Proteger la piel es importante, especialmente si pensamos en los más hermosos y soleados destinos que vamos a visitar a bordo de un crucero Costa durante el invierno, como el Caribe, Dubái, Emiratos Árabes o el océano Índico. ¿Cuáles son los factores más importantes que hay que tener en cuenta antes de exponernos al sol?
Antes que nada, el fototipo, el color de piel de cada uno, que determina la facilidad para quemarnos.
También es importante la intensidad: el sol caribeño, por ejemplo, es mucho más intenso que el de la ciudad.  Lo mismo puede decirse de un crucero, donde podemos disfrutar de un aire de mar mucho más limpio y menos filtrado, por tanto, de un sol más intenso. Por eso es importante tomar las precauciones adecuadas.
También es muy importante la edad: la exposición de los niños debe seguir unos cuidados determinados y evitar siempre la luz directa, especialmente en los menores de 2 años.

1 of 4

¿Hay algún truco para hacer que nuestra protección solar diaria sea más sencilla y disfrutar al máximo de las vacaciones?

Es suficiente con unas pocas y sencillas reglas para que la exposición sea segura: ante todo, utilizar productos resistentes al agua y dosificar bien las cantidades. Los productos solares deben permanecer siempre en la superficie de nuestra piel, sin absorberse completamente, para filtrar los rayos ultravioletas.

Así que, pensando en las horas de exposición y en una posible excursión fuera del barco, es aconsejable extender el producto de manera uniforme y llevar siempre un gorro o camisa para cubrirse en los momentos más caluroso.

 

Pongamos por ejemplo un crucero por el Caribe y una excursión a la bonita playa de Les Salines, en Martinica, ¿cómo deberíamos protegernos de la exposición al sol teniendo en cuenta deportes acuáticos e inmersiones?

Los deportes acuáticos y las inmersiones conllevan la necesidad de extender la crema solar a menudo porque durante la actividad el producto se va con el agua. Si normalmente os pondríais crema cada dos horas, en este caso, aplicadla inmediatamente después de la inmersión. Obviamente es preferible que los productos que aplicamos sean resistentes al agua.

En el Caribe, además, es necesaria una fotoprotección más alta respecto a otros destinos, con factor protector SPF 50, tanto UVA como UVB.

 

Entonces, ¿cuáles son los accesorios que no pueden faltar en la maleta antes de zarpar hacia un cálido destino invernal y participar en las muchas excursiones?

Sin duda habrá que meter en la maleta productos adecuados a la fotoexposición, que se puedan utilizar también en las zonas más sensibles del cuerpo, como los labios o el contorno de ojos, por lo que se aconseja utilizar productos específicos. Si queréis optar por la comodidad, elegid una crema solar en spray, para que podáis aplicarla abundantemente.

También son bienvenidos los productos de maquillaje, si se utilizan con moderación; su composición los convierte en filtros solares naturales.

En último lugar (y no por ello menos importante), accesorios y prendas confeccionados con tejidos con factor SPF, el sun protection factor (factor de protección solar); por ejemplo, para un crucero son perfectos gorras y gorros de visera ancha y camiseta. Para terminar, unas buenas gafas de sol, ¡fundamentales!

Tras estos valiosos consejos para protegeros y lograr un bronceado impecable, estaréis listos para disfrutar del sol y del mar en tus vacaciones. No olvidemos que la brisa marina es beneficiosa para nuestros sistemas respiratorio y nervioso; es bien sabido que el ruido del mar ayuda a relajarse y que el yodo, presente en el aire marino, estimula nuestro sistema inmunitario.

Ahora estáis listos para zarpar hacia vuestras vacaciones de invierno con Costa Cruceros. ¿A qué esperáis para elegir vuestro próximo crucero?