Durante el crucero se vive en un mundo de relax y, mientras se navega hacia destinos de ensueño, entre un puerto y el otro, son muchísimas las ocasiones de divertirse a bordo, sobre todo por la noche: ya sea una cena en el restaurante, un espectáculo teatral o moviendo el esqueleto en la discoteca. Las palabras clave son: originalidad, comodidad y elegancia. Aquí tienes algunos consejos para los atuendos más adecuados, bajo la bandera del estilo chic informal.

"¿Qué ponerse para ir al teatro? Déjate inspirar por un gran clásico como es el vestido largo, mejor todavía si adaptado al espíritu informal"

Los looks para ella

Para la cena, opta por colores envolventes, cálidos y soñadores que recuerden tanto los tonos del verano como los del otoño. Las líneas largas y suaves envuelven el cuerpo, como en el vestido rojo coral de Polo Ralph Lauren, en el amarillo canario de Hugo Boss o en el vestido melocotón de Elie Saab, todos ellos colores ideales para resaltar el bronceado. Y no te olvides de dar personalidad a tu look atreviéndote con los accesorios y los colores que prefieras. ¿Algún consejo? Escoge sandalias de colores encendidos, como el amarillo, con bolso a juego; o un cinturón fino combinado con sandalias bajas, manteniendo siempre la comodidad y la elegancia. Como alternativa, puedes atraer muchas miradas combinando a tu vestido largo un brazalete esclava alto y de color dorado.

¿Qué ponerse para ir al teatro? Déjate inspirar por un gran clásico como es el vestido largo, mejor todavía si adaptado al espíritu informal y acentuado con detalles y accesorios. Por ejemplo, Valentino crea un vestido con vuelo de color chocolate intenso, muy ligero y anudado suavemente en los hombros; mientras que Giorgio Armani le da la vuelta al color negro utilizando un tejido brillante que se interrumpe poco después de las rodillas y deja espacio a un velo azul oscuro, transparente y brillante, que da dinamismo y un toque delicado al conjunto. Si quieres destacar todavía más, puedes introducir un toque de color, preferiblemente sobre un vestido blanco, para que resalte más aún, como el palabra de honor de Christian Dior.

Para la velada en la discoteca, escoge ropa que exalte la feminidad. Si quieres dar protagonismo a las piernas, escoge un vestido corto y original de sabor retro en estilo Charleston años 30 como el que Sonia Rykiel presenta en piel, desdramatizado con el diseño de flecos. Atrévete también con geometrías más originales, como el corte asimétrico que propone Lanvin, de raso brillante y hombro descubierto. También puedes optar por líneas más suaves, versátiles y capaces de adaptarse a las siluetas más generosas resaltando la feminidad, como el vestido de malla de algodón de Elena Miró, embellecido por un collar de piedras duras y de colores. Completa tu conjunto con unas sandalias o zapatos de salón con plataforma para no renunciar ni a la sensualidad de los tacones ni a la comodidad.

Si lo que buscas es un atuendo todoterreno, válido durante todo el día, te sugerimos un vestido sencillo y minimalista, de tonos marineros y líneas envolventes, pero suaves, como el vestido de algodón perforado que propone Valentino en azul oscuro, decorado con bordados a tono que se alternan con las delicadas transparencias del modelo.

Los looks para él

Para la cena puedes lucir el clásico descoordinado, en tonos azul y beis, manteniendo el punto justo de informalidad, en varias soluciones de color y tejido, como las de River Woods y Brunello Cucinelli. En cuanto a los zapatos, mocasín o de cordones, lo que más te guste, con tal de que combinen con el cinturón o un complemento, como una suave bufanda de lino, algodón o seda. En cambio, para los fans del color único, una tonalidad tenue como el celeste Flor de Lis de Etro, animada por una camisa fantasía tono sobre tono, resaltará el tono de la piel más o menos bronceado.

Para asistir vestido jovialmente informal al teatro, prueba con los tonos del jeansato y las minirrayas, como en los conjuntos de Josh Samuels o Dielmar, ambos embellecidos con un accesorio retro: la pajarita. Y si eres más atrevido, escoge el blanco total, como en el traje de algodón de Corneliani.

En la discoteca reinan, los tonos oscuros con tendencias hacia el gris, el negro y el azul; puede fragmentarse la sobriedad con una camiseta más clara, tal vez tono sobre tono, como la camiseta de algodón de Hugo Boss, o una camiseta blanca, como propone Greg Lauren, o un conjunto aún más deportivo de camisa blanca con amplio cuello de pico y pantalón negro de Bottega Veneta.

Pero cambiarse de ropa es una elección, no una obligación, y si prefieres la versatilidad y un atuendo único para todos los momentos de la velada, rompe con libertad y coherencia los colores tenues con colore tenues y colores fuertes con colores fuertes, como Massimo Dutti propone combinando una camisa azul oscuro con un pantalón camel de corte ajustado. No te queda más que disfrutar de la velada a bordo de principio a fin.

1 of 7