Adam Tihany, director creativo del Costa Smeralda, les confió el diseño de la zona Hotel del nuevo buque insignia de Costa. En esta entrevista en exclusiva nos desvelan cómo nació la visión creativa que ha dado forma a los nuevos camarotes que acogerán a bordo a nuestros pasajeros a partir de 2019.

"A bordo, el pasajero se sentirá como Goethe en su famoso Viaje por Italia."

¿Cómo surgió su colaboración con Costa y cuál fue su implicación en este proyecto que Adam Tihany, el director creativo del Costa Smeralda, define como “la recuperación del orgullo nacional italiano”?

Adam se puso en contacto directamente con nosotros y, de inmediato, abrazamos con entusiasmo este reto tan estimulante de relatar la belleza italiana en compañía de Costa, que es todo un icono de Italia en el mundo. Congeniamos de inmediato con él, supongo que porque en las obras y en los estudios de proyectos de Adam están claramente presentes una serie de cuestiones que para nosotros son fundamentales, como el uso de los materiales, el estudio de los espacios y su funcionalidad, el cuidado por los detalles y la búsqueda de la elegancia y la sencillez. Por otro lado, su saber hacer en el campo de la hostelería naval nos ha ayudado a afrontar esta temática, que para nosotros era inédita. Por nuestra parte, hemos aplicado a las exigencias específicas de un camarote la experiencia acumulada en nuestros proyectos anteriores, especialmente en el ámbito residencial, y hemos planteado el proyecto con una mirada nueva.

Lo “mejor de Italia” es el concepto creativo que define el Costa Smeralda. ¿Qué es eso, en su opinión, y cómo se traslada al nuevo buque insignia?

Es obvio que si el arte, la historia, la cultura, la arquitectura y el diseño italiano gozan de reconocimiento por su estilo único e inimitable, parte de esa belleza se debe a las peculiaridades que distinguen a cada territorio y ciudad de Italia. De hecho, el rasgo distintivo de nuestro país reside en esa capacidad para armonizar la diversidad y equilibrar los contrastes. A bordo, el pasajero se sentirá como Goethe en su famoso “Viaje por Italia”: paseando por los distintos puentes se convertirá en un viajero que en cada parada descubre y disfruta las múltiples bellezas de todas nuestras ciudades, con las que vuelve a encontrarse de nuevo en su camarote, que viene a ser “una ciudad dentro de una habitación”.

Nuestros socios tienen mucha curiosidad: ¿cómo serán los puentes, los ascensores y los pasillos que llevarán a los camarotes?

Cada puente lleva el nombre de una de las ciudades más hermosas de Italia. El recorrido ideal para explorar Italia empieza en el puente 4 con Palermo, para después “subir” al norte y descubrir Capri, Roma, Venecia y Milán, entre otras. Esta identificación no es meramente formal: el pasajero vive realmente la experiencia genuina de cada una de estas ciudades. Cada puente posee una ambientación original, con colores fuertemente simbólicos, motivos gráficos e imágenes que conducen al viajero a través de un auténtico paseo por el centro de la ciudad. Los ascensores son la puerta de acceso a este mundo que envuelve de inmediato al pasajero y lo acompaña a su “casa” en Italia, es decir, su camarote.

¿Cómo serán los camarotes y en que se diferencian de los que ya conocen nuestros socios?

Nuestro principal objetivo respecto a los camarotes actuales ha sido aportar un carácter más contemporáneo e innovador. Los elementos consisten en una gama de colores primarios que se mezclan con las geometrías de las moquetas y de los diseños decorativos, la referencia al espacio doméstico mediante el uso de la madera en la boiserie y en el mobiliario, el panel de la televisión, que se transforma en un cuadro de grandes dimensiones, personalizado con una foto “robada” de la ciudad, el vidrio serigrafiado que separa la habitación del baño y que aumenta la sensación de espacio, y el mármol blanco de Carrara, protagonista indiscutible de la tradición italiana, en las paredes del baño. El ambiente del camarote se completa con muebles, lámparas y tejidos, para ofrecer al pasajero un entorno relajante e intensamente “experiencial”.

¿Cuál es el elemento que, en su opinión, sorprenderá más a nuestros pasajeros?

Sin duda una de las novedades que queríamos plasmar con más intensidad es la sensación de “apertura”, que se consigue con un panel acristalado entre la habitación y la zona del baño. A través de esa cristalera, la luz del día penetra hasta el baño, lo que aumenta la percepción del espacio disponible y establece una continuidad entre los dos ambientes, con posibilidad de atenuar la luz según la necesidad. Otro aspecto interesante es la gran variedad de tejidos y grafismos que caracteriza los interiores, de un puente a otro y, en un sentido más amplio, de una ciudad a otra. Esta voluntad de que cada espacio tenga su propia singularidad nace del deseo de celebrar la naturaleza polifacética de nuestro territorio, con su diversidad geográfica, artística y cultura

Sabemos que, además de la arquitectura, han cuidado al máximo el mobiliario, la iluminación, los tejidos y los accesorios de los camarotes.

Así es. Hemos hecho nuestra la lección de Gio Ponti, uno de los más grandes maestros del diseño made in Italy, según la cual un barco italiano es en sí mismo un pedazo de Italia, dondequiera que se encuentre. De ahí que hayamos querido personalizar todos y cada uno de los detalles, con piezas específicas que serán producidas en colaboración con algunas de las empresas italianas de diseño más importantes: Molteni & C para los sofás y las sillas, Roda para los muebles de las terrazas, Flos para la iluminación decorativa o Dedar e Rubelli para los tejidos.

Desde un punto de vista personal, ¿qué es lo que más les fascina de este proyecto?

Sin duda, el hecho de que es un reto, y los retos son siempre un estímulo porque te permiten adquirir nuevas experiencias a través de la búsqueda en ámbitos todavía inexplorados. El mundo de los barcos de crucero era para nosotros uno de esos terrenos inexplorados. Nuestra misión era construir un proyecto acorde con nuestra visión pero que, al mismo tiempo, cumpliera todos los requisitos imprescindibles, sobre todo los del ámbito náutico. El diseño de espacios condicionados por la estructura del casco y la necesidad de encontrar materiales apropiados, tanto desde el punto de vista estético y funcional como desde el de la conformidad con todas las certificaciones que se exigen en el sector naval, han sido dos de los temas más apasionantes. Por no hablar del diálogo continuo con Adam Tihany y el intercambio mutuo de nuestras visiones. Su disponibilidad y su capacidad para integrar el trabajo de cuatro estudios distintos y llevar las riendas de la totalidad del proyecto, han sido indispensables para alcanzar todos los objetivos.

1 of 3

Una nueva enseña en todos los barcos Costa.

Con motivo de la tradicional ceremonia del corte de chapa del Costa Smeralda, celebrada el pasado mes de septiembre en los astilleros Meyer de Turku, donde se está construyendo el nuevo buque insignia, se ha presentado oficialmente la nueva enseña que, a partir de los próximos meses, exhibirá la proa de los barcos de la flota Costa. El diseño representa una estilización de la tricolor italiana, con una forma ondulada que recuerda el ondear de las banderas durante la navegación. Se acompañará con una nueva apariencia en la tipografía con el nombre del barco, con unas dimensiones mayores que las actuales.