Costa Cruceros ha presentado hoy, junto a Banc dels Aliments de Barcelona, su proyecto de donación de alimentos preparados y no servidos a bordo. Barcelona, se convierte así en el primer puerto de la península en desarrollar esta colaboración. Una iniciativa que, desde su inicio en otros puertos del Mediterráneo, ha conseguido dar una segunda vida a más de 70.000 porciones de comida.

"Así, tras Savona, Civitavecchia, Marsella, Bari y Palermo, Costa presenta, junto con Banc dels Aliments, la llegada de este proyecto de donación a Barcelona, uno de los puertos más importantes del Mediterráneo."

Esta acción es parte fundamental de 4GOODFOOD. Este programa, desarrollado en todos los barcos de la flota de Costa, está consiguiendo a través de la revisión de procesos y la involucración de tripulación y huéspedes, reducir a la mitad los excedentes alimentarios generados a bordo para 2020, diez años antes de la fecha propuesta por Naciones Unidas en su Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

Aquellos platos preparados a bordo de un barco y que no han sido servidos a los pasajeros tienen ahora una nueva vida. Banc dels Aliments de Barcelona y Costa Cruceros inician un acuerdo de colaboración por el que estos platos serán distribuidos, gracias al Banc dels Aliments, entre diferentes ONG del área de Barcelona para ayudar así a las personas más necesitadas.

La propuesta gastronómica constituye un aspecto fundamental en un crucero, de hecho, Costa prepara cerca de 54 millones de comidas al año. En ese contexto, la compañía ha querido dar un paso fundamental y reconocer el valor de los recursos alimentarios y desarrollar un proyecto que permita reducir el desperdicio de alimentos. Con este programa, Costa ha querido revisar por completo todos los procesos de su servicio de comidas y reformarlos en todos sus barcos, empleando un sistema integrado basado en la sostenibilidad asegurando el compromiso proactivo de tripulación y pasajeros.

La compañía ha desarrollado además una campaña de concienciación a bordo, Taste don´t Waste, que involucra directamente a los pasajeros para incentivar comportamientos responsables, sobre todo en el área del buffet. Tras casi un año desde que se implementara por primera vez a bordo de los barcos de Costa, los resultados obtenidos están yendo en línea con lo esperado por la compañía. Costa Cruceros, reconociendo el éxito de este programa, es consciente de que sigue existiendo cierta parte de la comida elaborada a bordo que no llega a ser servida a los pasajeros. En este sentido, la compañía ha querido desarrollar, como parte de 4GOODFOOD, colaboraciones con diferentes bancos de alimentos de los puertos en los que opera en el Mediterráneo.

Así, tras Savona, Civitavecchia, Marsella, Bari y Palermo, Costa presenta, junto con Banc dels Aliments, la llegada de este proyecto de donación a Barcelona, uno de los puertos más importantes del Mediterráneo. De esta manera, Costa selecciona aquellos platos de su excelente gastronomía, que están listos para ser consumidos y que se han preparado en las cocinas la noche anterior al desembarque en Barcelona. Los alimentos se colocan en recipientes de aluminio sellados y etiquetados para su trazabilidad que se mantienen en cámaras frigoríficas hasta el momento de la entrega. La mañana siguiente, en el puerto de Barcelona, los recipientes son entregados a los voluntarios del Banc dels Aliments que los distribuyen a diferentes asociaciones, Fundació Acollida i Esperança y el Hogar Nuestra Señora de Lourdes, que, a su vez, ofrecen la comida recogida a las personas necesitadas.