En un principio fue Michael Knight a bordo de su inseparable Kitt, el coche fantástico parlante en la serie del mismo nombre. Le siguió Mitch Buchannon, con su también inseparable flotador rojo, en Los vigilantes de la playa. Así fue como David Hasselhoff, protagonista absoluto de dos de las series que han hecho la historia de la televisión, conquistó a millones de fans.

"Los momentos clave fueron los dos conciertos exclusivos en el Teatro Hortensia, durante los que el artista cantó sus piezas más célebres entre covers y canciones propias ante un público totalmente desenfrenado."

Más de seiscientos de ellos, procedentes de todo el mundo, pero especialmente de Alemania, Austria, Suiza, Gran Bretaña, Estados Unidos e Italia, se citaron en Savona el pasado 4 de noviembre para emprender un crucero de cinco días por el Mediterráneo a bordo del Costa Favolosa, junto a su estrella preferida. Y “Hoff”, un artista total (aparte de su carrera como actor ha grabado ni más ni menos que doce álbumes como cantante solista, además de haber participado en varios musicales teatrales) no los ha decepcionado, entregándose a ellos generosamente entre espectáculos y compartiendo momentos alegres e informales.

¡Coros masivos y ovaciones de pie!

Los momentos clave fueron los dos conciertos exclusivos en el Teatro Hortensia, durante los que el artista cantó sus piezas más célebres entre covers y canciones propias ante un público totalmente desenfrenado, con aplausos, coros masivos y ovaciones de pie. A continuación David se dio unos auténticos baños de multitudes durante todo el crucero: firmó centenares de autógrafos y posó para miles de fotos; almorzó con los fans y los hizo bailar en las veladas en las que se puso en la piel del dj; además, junto a su equipo, grabó divertidos vídeos que ha ido publicando cada día en su página oficial.