La facilidad y comodidad en el peinado serán las palabras clave en el hair look del otoño de 2016: los cortes y peinados son para mujeres y hombres de “todos los días”, que llevan una vida muy ocupada y tienen poco tiempo para dedicarle al look.

"Desaparecen los extremismos o excesos. El look debe ser fácil y manejable, tanto para la mujer como para el hombre."

Una excepción es el color, donde junto con los tonos “tradicionales” rubios, castaños y rojos se combinarán tonalidades excéntricas que evocan los colores del arco iris. Una tendencia destinada a jóvenes, pero que empieza a abrirse camino entre las melenas de todas las edades, aunque sólo sea en las puntas o en los mechones delanteros. ¿Los tintes más innovadores? Rosa, verde, azul y naranja, preferiblemente en tonos pastel.

Los hair look de moda para ella

Gana el corte medio a la altura de los hombros. Se mantienen la media melena y los cortos, pierden las melenas extralargas. En cuanto a los estilos, la tendencia fuerte es el “desordenado”, o también conocido como “artísticamente despeinado”: es un estilo aparentemente desordenado que deja ver su cabello (casi) sin peinar. El efecto es muy natural y es perfecto tanto para el cabello lacio como para el ondulado. Y hablando de ondulados se prevé una nueva tendencia, es decir, la de las ondas desestructuradas, como si estuvieran hechas con los dedos. Imaginad el gesto automático de jugar con el pelo, retorciendo los mechones alrededor de los dedos: estas son las finger waves, las ondas de moda para el otoño. Novedad también en el volumen de la melena, que aumenta: después de años de pelo extra planchado vuelven los cabellos rizados en todas sus dimensiones, aunque se imponen apretados y definidos. En el frente de los peinados las propuestas de las pasarelas eligen la comodidad, y se fijan en el estilo de los gimnasios donde se recoge el pelo para poder moverse libremente. Así que, colas sencillas, moños despeinados, pero sobre todo trenzas, mejor si son dobles. Las más interesantes son las trenzas de “boxeador”, es decir, con el trenzado a la francesa que inicia desde las raíces, como las que lucen las mujeres boxeadoras (la precursora fue Hilary Swank en la película Million Dollar Baby).

Las tendencias más en voga para él

La dominación viene impuesta por el gusto vintage con doble alma: retrò y rock. Por lo tanto, dos fuertes tendencias: la primera es la clásica y se inspira en el estilo de los actores del viejo Hollywood de los años 50 y 60. La segunda tendencia, sin embargo, es rebelde y evoca los peinados de los cantantes de rock de los años 80, cuando estaba de moda el volumen desestructurado. En la práctica, esto significa que los cortes propuestos para el otoño son, a la vez, disciplinados y casuales, y parecen pensados para complacer a todos los hombres. Los que aman el aspecto clásico puede optar, por lo tanto, por cortes muy cortos que acarician el perímetro de la cabeza o por cortes rasurados “lo justo” en la nuca y los lados de la cabeza. Se llevan con raya a un lado, y el mechón peinado con gel para dejar la frente descubierta. Los que prefieren la “tendencia de rock”, en cambio, tiene dos opciones: los cortes cortos (pero no cortísimos) y los cortes medio-largos, pero nunca debe superar las orejas. En ambos casos, los mechones se deben dejar libres sin ser moldeados con gel. Por último, una mirada al estilo hipster: la barba y el bigote están cada vez más de moda, pero deben ir coordinados con el estilo del cabello. Si la melena está hipercuidada también lo deberá estar “la” que crece por debajo de las mejillas.

Credits photo: Olycom