En un crucero, las veladas en las que puedes lucir tus mejores peinados son muchas. Entre cenas, aperitivos, espectáculos teatrales y fiestas temáticas, el look urbano cede el paso a peinados diferentes a los habituales. A falta de muchas cosas necesarias para arreglarnos el pelo como en casa, hace falta un poco de imaginación para resolver en poco tiempo peinados que sean adecuados para, por ejemplo, las emocionantes veladas de gala de a bordo. ¿os sentís perdidas sin plancha y rizador? Que no cunda el pánico: hay muchas ideas que se pueden crear de manera fácil y rápida durante las vacaciones. Y para dar forma al pelo es suficiente con los sprays o los aceites protectores del sol, cloro o sal. El aire húmedo de las jornadas pasadas en el mar durante las excursiones o los paseos por la cubierta del barco le da a la melena ese aspecto de león que pide a gritos ser “domesticado”. ¿Qué mejor ocasión para ponerse guapo que por la noche?

"Las ideas más *trendy* sobre las trenzas laterales a modo de coronas que dejan la nuca al aire y le dan un toque romántico al conjunto."

EL MOÑO, LA ELEGANCIA DE LA PRACTICIDAD

Perfecto para los eventos más elegantes, el moño es uno de los peinados más fáciles de hacer y se presta a varias interpretaciones. Durante las vacaciones, cuando el pelo está menos sujeto a estilismos y planchados, el moño informal es el auténtico vencedor. Tras una jornada al aire libre, el pelo impregnado de sprays protectores está en su estado ideal para “improvisar” peinados rápidos. Para empezar, se recoge la melena como si se quisiera hacer una coleta baja, pero sin atarla con las gomas; se retuercen los varios mechones a voluntad sin seguir un esquema determinado imaginando que se están creando ondas con las manos. Para terminar, se fija el peinado con unas horquillas, procurando esconderlas entre el pelo. Y ya está listo el moño despeinado, perfecto para la velada de Gala a bordo, y si la brisa marina lo despeina un poco más… ¿qué más da?

CARDADOS PARA SENTIRSE UN POCO DIVA

Para añadir volumen a una simple coleta, el cardado es ideal, sobre todo si no se tiene un estilista a mano o todos los productos que se usan normalmente en casa. La idea más moderna es que el cardado se desarrolle verticalmente por encima de la frente en contraste con una coleta baja. Da esa imagen de diva inalcanzable porque sujeta misteriosamente el pelo, a pesar del viento.

TRENZAS, EL REMEDIO MÁS CHIC PARA LA HUMEDAD

De cómodos peinados resultones, las trenzas han pasado a ser un modelo muy elegante para sorprender en las veladas de Gala. Las ideas más modernas están en las trenzas laterales a modo de corona que dejan la nuca libre y dan un aire romántico a todo el look. Además, son perfectas para vestidos escotados, y se adaptan también a los estilos más elegantes, porque crean un interesante contraste. Si el pelo está capeado, se obtendrá un efecto casual y desordenado que recuerda al estilo boho-chic. La alternativa para quien desea dejar el pelo suelto y más libre es trenzar solo un mechón lateral y fijarlo con una horquilla en la parte alta y posterior de la cabeza. Y si el pelo es demasiado fino para trenzarlo se puede recurrir a pequeños mechones enrollados que se fijan a los lados: se retuercen las mechas laterales sobre ellas mismas para fijarlas con unas horquillas. Este peinado aporta al rostro inmediatamente un aspecto más de noche.

COLETA, UN GRAN CLÁSICO QUE VUELVE

Esencial y práctica, la coleta alta es un peinado apto también para las veladas de Gala a bordo. ¿El truco para hacerla más chic? Envolverla con un mechón de pelo que cubra la goma utilizada para atarla. El efecto ordenado (muy “de noche”) se obtiene peinando la melena boca abajo de manera que queden las diferentes longitudes recogidas en lo alto de la cabeza. Si quedan mechones rebeldes se pueden “domar” con sprays protectores destinados al cuidado del pelo bajo el sol. Poco vista y muy impactante es la “coleta de bolas”. Si la actriz Blake Lively la lleva cuando pasea sobre las alfombras rojas, ¿por qué no llevarla desenfadadamente en las mágicas veladas de a bordo? Un requisito esencial es tener una melena larga y tupida, igual que la de la ex intérprete de Gossip Girl. Se empieza haciendo una coleta más o menos a la altura de la nuca, para seguir atando la coleta con 3 o 4 gomas a unos 5 cm de distancia la una de la otra. Para terminar, se “abre” la porción de pelo entre una goma y otra de manera que quede ahuecado (el efecto es parecido al de una cadena) y se fija con laca.