En Italia hay lugares que pueden convertirse en aún más bellos con la ayuda de multitud de jóvenes.

"Cinco de los jóvenes participantes en el proyecto tendrán la posibilidad de poner en marcha una empresa turística."

El valle de Itria, en Apulia, es una de tantas maravillas italianas en las que todavía está pendiente de desarrollar un turismo accesible y sostenible. El potencial es enorme, en particular en la localidad de Barsento, un oasis de protección creado en el valle allá por 1986. La temática ambiental se une a un fuerte malestar social y una alta tasa de desempleo entre los jóvenes, una auténtica tragedia en el sur de Italia. De la voluntad de hacer renacer el territorio mediante la activación de nuevas profesiones nació en 2017 NEET in Trekking, un proyecto iniciado por Costa Crociere Foundation en colaboración con la Asociación Warrols. En esta iniciativa participan 25 jóvenes desfavorecidos y desempleados. Con la ayuda de un equipo de expertos multidisciplinar y gracias a la contribución de la oficina de excursiones de Costa, las clases teóricas dotarán a los jóvenes de competencias básicas en diferentes temáticas, desde protección medioambiental hasta técnicas de trazado y accesibilidad de senderos. Posteriormente llegará el momento de poner en práctica lo aprendido directamente sobre el terreno, con inspecciones que permitirán identificar las zonas forestales y los senderos que deben limpiarse, así como valorar las condiciones de los senderos para su recuperación. Después de este análisis, que también es fundamental para desarrollar las capacidades de equipo, los jóvenes deberán definir al menos 15 recorridos y hacerlos más atractivos para el público, marcándolos con balizas rojas y blancas y trazándolos en mapas de papel y sobre GPS. Cinco de los jóvenes que participan en el proyecto tendrán la posibilidad de poner en marcha na empresa turística que ofrecerá excursiones guiadas sostenibles y promocionará los recorridos recuperados —los más accesibles y atractivos—, con el apoyo de un sitio web en el que podrán encontrarse mapas, descripciones de los trazados, información sobre accesibilidad y cartografía GPS. Al finalizar el proyecto, en 2019, se organizarán varias actividades de trekking guiadas por los participantes, con el fin de probar los recorridos, dirigidas a residentes y turistas, en especial a mayores de 65 años, niños y discapacitados.