En la masa de su vida y sus pasiones están Sicilia, el afortunado encuentro con un maestro, la creatividad y la pasión que se entretejen con sus estudios y ganas de no detenerse nunca: el Chef Pastry, Riccardo Bellaera, elegido por Iginio Massari como uno de los 20 especialistas más vanguardistas en la pastelería internacional, nos cuenta las golosas novedades que nos esperan a bordo.
“Un postre debe presentarse con creatividad, pero es sobre todo un ejercicio de equilibrio entre crujiente, suave y ácido”.

El inicio con la pastelería y el nacimiento de la pasión

“Empecé a trabajar con 14 años en una pastelería siciliana, pero el verdadero punto de inflexión en mi vida fue el encuentro con el maestro Iginio Massari en 1993: le sorprendió mi habilidad y me invitó a ir a su obrador en Brescia. En ese momento nació nuestra relación profesional y humana, y entendí que la pastelería es una gran pasión”.

Los punto fuertes de su trabajo

“Mucha energía, una buena habilidad manual y un gran conocimiento de la materia prima que se ha de utilizar. Nunca hay que dejar de investigar, de buscar las novedades y mantenerse al día. Mi formación empezó en Sicilia con la elaboración de la almendra que es el fuerte de mi tierra y, en general, de la repostería siciliana. Mi camino siguió en el norte de Italia, donde aprendí nuevas técnicas; ahora puedo decir que tengo una formación completa”.

El dulce preferido

“Mi dulce preferido es el que todavía no he ideado. Bromas aparte, mis ganas de crear y buscar novedades me empujan siempre más allá y al cabo de una semana ya estoy buscando un nuevo dulce. Pero voy a citar uno al que le tengo un cariño particular, se llama Recuerdo de infancia. Es un dulce muy intenso y con muchos ingredientes: un sorbete de fruta, pequeños merengues de lima, una espuma de frambuesas, bizcocho suave al pistacho y namelaka al chocolate blanco perfumado a la rosa”.

Las dulces novedades para los pasajeros de Costa Smeralda

“Estamos preparando una nueva línea de postres. Utilizamos solo materias primas de procedencia   italiana, de calidad superior. Los dulces se presentarán con mucha creatividad, pero el objetivo es el de alcanzar el equilibrio perfecto entre las partes crujiente, suave y ácida. Cuando pruebas un postre debes sentir todo lo que lleva, debe haber armonía entre todos los gustos”.

“Recordad estos nombres: Arabica, Smeraldo y Choco-Mango. Os los aconsejo porque son verdaderamente especiales. Encontraréis un menú de postres muy completo y para todos los gustos. Os espero a bordo”.

1 of 3