Estos son los cuatro platos exclusivos del nuevo menú del chef Bruno Barbieri a bordo de los barcos Costa: ¿necesitas ayuda para elegir? Después de haber presentado los entrantes y los primeros el chef está listo para aconsejarte sobre el plato principal.

“El chef Bruno Barbieri te da sus consejos para escoger los platos que más se adapten a tí de su nuevo menú”.

¿Crees que los dulces hacen tus días más alegres?

Prueba el “bruschettato” con manzana cocida y salsa a las finas hierbas. En este plato acompaño la carne con manzanas cocidas aromatizadas con canela, clavo y anís estrellado. Una combinación que resalta el sabor crujiente y sabroso de la carne asada.

¿Prefieres un toque clásico para las grandes veladas?

Entonces te encantará el Solomillo de res con nata ácida, glaseado a la pimienta verde y macedonia de verduras con especias. Un plato tradicional que nunca pasa de moda, el solomillo se sirve con una salsa suave y aromática. A su lado, un plato estrella: una macedonia de verduras mixtas y con un toque de especias.

¿Crees que el mar une a todos los países?

Entonces, escoge el Filete de merluza aromatizado con sopa de pan y verduras. Este pescado forma parte de muchas tradiciones culinarias del mundo, y yo lo he combinado con una excelencia italiana: una variante de la “ribollita”, típica sopa toscana, que la he transformado en un acompañamiento que combina a la perfección. ¿El resultado? Un plato que une la cocina italiana y la internacional.

¿Para ti “aprovechar” y “revalorizar” son sinónimos?

La ensalada de legumbres con aceite aromatizado a las finas hierbas acompaña a unas albóndigas de verduras salteadas con pan y tomate. Te sorprenderá por su gusto y por la filosofía con la que he creado este plato: la albóndiga es el típico plato de aprovechamiento, y yo lo veo como un cofre que encierra infinitos sabores y perfumes. En esta receta, las albóndigas son vegetarianas y están hechas con patatas, berenjenas y pan. ¡Atrévete a probar diferentes combinaciones en casa!

1 of 3

Viaja con Costa Cruceros