Nos despedimos del abrigo y salimos al aire libre a disfrutar de los primeros rayos de sol. Y no hay duda de que la mejor manera de hacerlo es un buen pícnic, una gran tradición de los días festivos de primavera. Para que disfrutéis al máximo de vuestra salida, nos hemos reunido con el chef Bruno Barbieri en Bolonia, para que nos llenara la cesta de la comida con ideas gourmet para cada ocasión. Aquí las tenéis en exclusiva.

"Cuando preparéis una comida para llevar, nunca aliñéis los platos de antemano."

Chef, ¿qué podemos preparar para la comida campestre del lunes de Pascua?

Una buena tortilla de pasta. Se prepara con la pasta ya cocida (no olvidéis que nunca hay que tirar las sobras), que se vuelve a calentar en una sartén o en el horno. A continuación podéis añadir lo que tengáis por casa y dar vía libre a vuestra imaginación. ¿Un ejemplo original? Preparad una sencilla salsa de tomate y espárragos, unidla a la pasta ya cocida junto a unos taquitos de pulpo, queso provola ahumado y huevos batidos: mezclad todo bien, ponedlo en una fuente y directamente al horno. ¡Vuestra tortilla está lista! Cortadla en cuadraditos, así será más fácil compartirla con los amigos.

¿Y si quisiéramos una idea vegetariana para nuestra cesta?

Os aconsejo las mini hamburguesas de verdura, con berenjenas y calabacines “en escabeche”, esto es fritos en trocitos y marinados con una picada de ajo y menta, que se inspiran en la tradición napolitana. Acompañadlas con un toque cremoso: stracciatella aromatizada con especias y tomates secos. ¡Hasta los niños se chuparán los dedos!

Hemos organizado un pícnic romántico. ¿Algún consejo verdaderamente sorprendente para conquistar a nuestra pareja?

¡Aquí necesitamos algo verdaderamente especial! Os voy a dar una “muy efectista”: preparad una galantina de pollo (un redondo de la tradición boloñesa, con relleno de carne mixta y embutido, que se cuece envuelto en un paño limpio) y cortadla en lonchas finas cuando se enfríe. Montadlas superpuestas en capas y adornad con ensalada mixta y pipas de girasol tostadas. Para terminar, el toque espectacular: unas flores comestibles. Las podéis encontrar en la verdulería y os harán quedar como verdaderos chefs.

¿Hay algún truco para garantizar que nuestros platos lleguen perfectos al pícnic?

El secreto es no aliñar los platos cuando preparéis una comida para llevar, así evitaréis que se estropeen. Es mucho mejor hacerlo directamente cuando los vayáis a servir.