Apetitosas, de colores, con gran variedad de ingredientes. Son las ensaladas, naturalmente. Pero que no os vengan a la cabeza platos tristes que saben a sacrificio: la palabra ensalada deriva del término del s. XIX “salar”, dar sabor. El sabor es el elemento que une a las mejores ensaladas del mundo, cada una especial a su manera, por esa mezcla de gustos que saben a exquisitez y selección de especias, de tradición y de ingredientes sencillos y naturales. Las mejores ensaladas son tantas que se podría organizar una vuelta al mundo para descubrirlas… Aquí tienes alguna muestra, pero para probarlas todas, ¡tendrás que ponerte en marcha!

"El plato vegetariano árabe por excelencia es el tabulé: tomates, cebollas verdes, pepino y el sabor decidido del limón y de las hojas de menta fresca se mezclan con el bulgur, un trigo especial difundido en todo Oriente Medio."

Horiatiki, Grecia

Es típica en toda Grecia y se conoce como “ensalada griega”; la horiatiki es una refrescante mezcla de queso feta, olivas Kalamata, cebolla, pepino y tomate. Mientras admiráis sentados los callejones y paisajes de las islas griegas como Corfú o Santorini, tan tranquilas y luminosas incluso en otoño y en invierno, podréis degustar también su versión con alcaparras, típica de estas tierras.

Tabulé, Emiratos Árabes

El plato vegetariano árabe por excelencia es el tabulé: tomates, cebollas verdes, pepino y el sabor decidido del limón y de las hojas de menta fresca se mezclan con el bulgur, un trigo especial difundido en todo Oriente Medio. El tabulé es un plato único completo y muy sabroso, original de Siria y Líbano, pero presente en todos los países orientales. Hay que probarlo durante un viaje a los Emiratos Árabes, donde es uno de los platos más apreciados. ¿El motivo? Su sabor fresco y ligeramente especiado.

Panzanella, Italia

Una receta toscana que revaloriza el pan seco que sobra en casa: en la panzanella se reblandece con aceite, sal y tomates frescos, se condimenta con cebolla y albahaca perfumada. Es un sustancioso plato único que se puede probar entre una visita a Pisa y una a Florencia… Sí, también una ensalada puede ser una obra de arte.

Ensalada caribeña

La unión entre el dulce de la fruta, que crece generosamente en las islas caribeñas, las especias y el pescado da vida a ensaladas frescas y sabrosas, perfectas para degustar en las playas de las Antillas (y muy fáciles de preparar en casa). La receta base está compuesta por piña, papaya, pomelo y guayaba cortadas en cubos; cebolla roja, pimiento, guindilla fresca, salmón (o gambas); todo ellos aliñado con sal, limón y pimienta negra y un puñado de cilantro fresco picado.

Gambas y mango, Australia

En la bahía de Sydney, admirando las velas de la Opera House desde las mesitas de uno de los bares del paseo marítimo, pedid una ensalada ligera y sabrosa, muy popular en la ciudad. Es la de gambas y mango, que une dos sabores muy diferentes creando una experiencia sorprendente en el paladar. Las gambas se hierves, se pelan y se dejan enfriar antes de unirlos al mango en rodajas; se adereza con limas y mayonesa, y con una salsa citronette especial, mezcla de fruta de la pasión, limón y aceite de oliva.

Gado-gado, Indonesia

Una de las ensaladas preferidas en Indonesia es sin lugar a dudas el gado-gado, que también se puede tomar en Malasia, Singapur y en las playas de Bali. Es una apetitosa comida callejera compuesta por tempeh (alimento parecido al tofu, que se obtiene de la soja), col repollo, espinacas, calabaza amarga, pepino, huevo duro, todo ello condimentado con zumo de limón y aceite de semillas, y cubierto con algunas rebanadas finas de pan crujiente. Es imprescindible probarlo.

Sunomo, Japón

Entre una etapa y la siguiente de vuestro crucero por el País del Sol Naciente, en el centro de Osaka o de Tokio no todo es sushi, ¡también está el delicioso sunomono! Es una ensalada sencilla, compuesta por alga wakame (tras la nori y la kombu es el alga marina más consumida en el mundo), rodajas de pepino y de tomates. Se aliña con vinagre, el mismo que se usa habitualmente en la preparación del sushi. Y justamente con sushi suele comerse, aunque los japoneses lo comen a menudo como plato único vegetariano.

Credits foto: Shutterstock