Para mantenerse ligeros y en forma en verano no hay nada mejor que saborear una rica y saludable ensalada, mejor si personalizada con combinaciones de gustos diferentes, procedentes de las tradiciones culinarias de todo el mundo: cada país cuenta con platos de este estilo, que las materias locales hacen más peculiares. Aquí tenéis algunas de las recetas más sabrosas de ensaladas, fáciles de preparar, que nos acompañan en este tour gastronómico del planeta en cinco etapas.

"Un plato muy sencillo, que se usa a menudo en Corea como acompañamiento para los platos principales, o sencillamente como plato único; la ensalada coreana es una sabrosa y original idea para una comida rápida. Se basa en el hobak, una verdura estival local muy parecida al calabacín. "

Ensalada catalana

Sabroso plato catalán que sabe a mar, pero que no se olvida de los productos de la tierra firme, en una mezcla de sabores muy especial. Los ingredientes para cuatro personas son los siguientes: una ramita de apio, un cogollo de escarola, 100 gramos de anchoas en aceite, 150 gramos de fuet, 100 gramos de jamón serrano, 3 huevos duros, 200 ml de mayonesa y aceite de oliva virgen extra. Sal, pimienta y vinagre al gusto. Para enriquecerla aún más se pueden añadir atún, gambas, cebolletas y olivas.

Ensalada indonesia: Rujak

Un plato exótico típico de Malasia, Indonesia y Singapur, donde se vende en la calle. Se trata principalmente de una composición a base de fruta: mango, piña, manzanas, papaya, sandía y calabacín, a lo que se puede añadir pimientos picantes, gambas y cacahuetes molidos. Como condimento casa bien con una salsa a base de cacahuetes, fácil de preparar con una batidora: solo necesitas 2 cucharadas de zumo de lima, una pizca de sal, un poco de mantequilla de cacahuetes, una cucharada de azúcar o miel y una o dos de pimienta de cayena.

Ensalada mexicana

Si pensamos en comida mexicana es inevitable pensar en el picante, y la ensalada no es una excepción. Los ingredientes básicos son las judías negras y el maíz, a los que se unen los pimientos, las limas, el aguacate, la cebolla roja, un toque de cilantro y, como no, el pimiento picante, jalapeño a ser posible. Para enriquecer el plato se pueden añadir trocitos de pechuga de pollo hervida o unos filetes de atún. Una ensalada de este tipo es perfecta para combinar con las salsas típicas como la guacamole o la pico de gallo.

Ensalada libanesa: Fattoush

Es originaria del Líbano, pero es una receta popular en todo el Mediterráneo de cultura árabe. Los ingredientes para cuatro personas son: 2 tomates, 2 pepinos, 2 cebollas rojas, un cogollo de lechuga, 2 rabanitos, una pizca de perejil y alguna hoja de menta. El aliño no puede ser más sencillo: aceite de oliva, una pizca de sal y un chorrito de limón.

Ensalada coreada: HobakNamul

Un plato muy sencillo, que se usa a menudo en Corea como acompañamiento para los platos principales, o sencillamente como plato único; la ensalada coreana es una sabrosa y original idea para una comida rápida. Se basa en el hobak, una verdura estival local muy parecida al calabacín. Los otros ingredientes son el ajo, la cebolla, la salsa de soja, el aceite de semillas de sésamo tostado y la pimienta de cayena. Para cuatro personas hay que cortar 3 o 4 hobak (o calabacines) en rodajas y hervir en agua salada durante unos minutos; triturar una cebolla blanca, escachar dos dientes de ajo y cortar el pimiento picante en trozos no demasiado pequeños. Seguidamente se une todo al calabacín en una sartén caliente con un poco de aceite de sésamo y una cucharada de salsa de soja y se cuece durante unos minutos. Se deja enfriar y se sirve tras espolvorear un poco de sésamo tostado por encima y una pizca de sal.

Credits photo: Zumapress/Mondadori Portfolio