El primer documento en que se menciona el cuscús es un libro de cocina hallado en la región que hoy es Andalucía. Este antiguo texto del siglo XIII contiene la receta original del cuscús, un plato hoy famoso en todo el mundo, símbolo de integración y diálogo. Nacido entre las dunas del desierto, gracias a las especias y a la versatilidad, es un plato que contribuye al bienestar cotidiano, apetitoso y capaz de hacer que todo el mundo esté de acuerdo.

"Un puñado de hierbas aromáticas, muchas especias, pasas y menta fresca, esta es la receta del cuscús: oro amarillo que se combina con los ingredientes tradicionales del Mediterráneo."

Cocinar con el tajín

Cuscús en francés o seksu, como lo llaman los bereberes del desierto, se prepara tradicionalmente con sémola de trigo, molida gruesa. Triturado, elaborado a mano, puesto a secar al sol y conservado al fresco tras las cortinas, antaño era preparado por las mujeres. En el mundo árabe se cocina en el tajín (o tayín), un recipiente de barro pintado de forma cónica y su cocción debe ser muy lenta; gracias a la condensación que se forma, las hierbas aromáticas y las especias emanan sus aromas y dan intensidad al sabor de la comida. El cuscús ha representado durante siglos la comida de los pueblos del Sáhara, para comerlo todos juntos por la noche, cuando se descansa tras una dura jornada de viaje y se encienden las hogueras para calentar la noche estrellada.

Un largo viaje por el mundo

El cuscús está presente en toda la cocina del Norte de África y cuenta con una larga tradición. Gracias a los intercambios comerciales, su historia viaja a través del Mediterráneo en barcos cargados de especias y trigo: los historiadores antiguos hablan de esta preparación ya en los siglos XII-XIII. Desde el Magreb, considerado su tierra de origen, el cuscús se difunde por el cercano Oriente y los márgenes del Mediterráneo. Jordania, Marruecos, Líbano, Turquía, España, Francia y otros lugares: hoy en día es fácil encontrar un buen plato de cuscús en cualquier lugar del mundo. En Italia cada año se celebra el Cous Cous Fest, un evento internacional en el incomparable marco de San Vito Lo Capo, en la provincia de Trapani (Sicilia).

Cuscús: entre ingredientes tradicionales y originalidad

Verduras troceadas, carne, pasas y muchas especias para una receta tan sencilla como antigua. La guindilla cayena, el cilantro fresco, un poco de comino y pimentón dulce hacen único el sabor de este plato, lleno de propiedades antioxidantes gracias al poder benéfico de las especias. El cuscús ha mantenido su alma original, pero con el tiempo se ha transformado gracias a nuevas contaminaciones. Hoy en día se prepara con ingredientes tradicionales como el cordero, pero no faltan combinaciones abanderadas de los nuevos sabores como el aguacate, el queseo fundido y las fresas: en Nueva York se degusta así, con un poco de creatividad. También es delicioso en su versión vegana, es su versatilidad lo que hace que se transforme en un símbolo de diálogo y amistad entre los pueblos.

Credits photo: Shutterstock

1 of 7