Para su nuevo menú, el chef Bruno Barbieri ha ideado un entrante donde una carne delicada como el lomo encuentra el gusto decidido del gorgonzola y de las nueces en un juego de consistencias que hará las delicias de todos los Huéspedes de Costa Cruceros

"La suavidad del lomo de cerdo se combina con el sabor envolvente de las nueces, la pera y el queso gorgonzola para dar lugar a un juego de texturas único."

Ingredientes para 4 personas: 400 g de lomo de cerdo marinado con ajo, romero, laurel, salvia en crudo, pimienta negra machacada, pimienta verde machacada, aceite, ajo, romero, laurel, salvia, mantequilla aromatizada a las finas hierbas, 1 puñado de ensalada mezclum, 15 nueces peladas, 1 pedacito de raíz de jengibre, vinagre de frambuesa, 4 peras, mejorana, sal, pimienta.

Para la salsa de gorgonzola: 100 g de gorgonzola, 400 g de nata para montar, 1 pizca de pimentón, sal.

Preparación: Salar el lomo de cerdo y dorarlo en una sartén sobre todos sus lados durante un par de minutos. Añadir una nuez de mantequilla aromatizada a las hierbas (se prepara amalgamando la mantequilla a temperatura ambiente en un cuenco con hierbas aromáticas como el romero, la salvia o el laurel). Pasar la carne en la mezcla de pimientas y, tras dorarla de nuevo durante algunos minutos, meterla en el horno a 180 grados durante 15 minutos (si se dispone de un termómetro de cocina, comprobar que el corazón de la carne llegue a 63°). Al final de la cocción, dejarla reposar en la nevera durante dos o tres horas (este tratamiento puede hacerse un par de días antes de su uso). Unir el gorgonzola a la nata y el pimentón al baño maría. Reducir y filtrar. Conservar. Preparar una salsa de nueces. Triturar las nueces en un cuenco, añadir una pizca de jengibre rallado, la sal, la pimienta y unas hojas de mejorana. Añadir aceite hasta obtener un salsa de consistencia densa.

Presentación: Aliñar el mezclum de ensaladas con aceite, sal y vinagre de frambuesa. Poner unas hojas de ensalada en el plato, colocar encima los filetes de cerdo y adornar con las peras; añadir unas gotas de gorgonzola y cubrir la carne con la salsa de nueces. Servir a temperatura ambiente (no fría de la nevera).