E 7 de octubre hay una razón más para sonreír y hacer sonreír a los que están a nuestro lado: es el World Smile Day, el día internacional de la sonrisa. La paternidad de esta celebración, que se repite el primer viernes de cada mes de octubre desde 1999, hay que atribuirla al artista y emprendedor Harvey Ball, ideador en los años 60 del Smiley, la icónica carita sonriente en la que se inspiran los modernos emoticonos. El World Smile Day es la ocasión perfecta para recordar que una expresión alegre no solo transmite serenidad, sino que es verdaderamente muy saludable. Vamos a descubrir por qué.

"La sonrisa, y en mayor medida aún la risa, son la manera más natural de distender los músculos faciales, cuyas excesivas tensiones favorecen la aparición de las arrugas. "

La sonrisa llama a la sonrisa

Sonreír ayuda a tener una percepción más positiva del mundo. Un experimento llevado a cabo por la Universidad de Londres demuestra que cuando sonreímos nuestro cerebro ve personas felices por todas partes, interpretando como alegres también las expresiones faciales que en realidad son neutras. Es la demostración científica de la máxima “sonríe y la vida te sonreirá”.

Baja la tensión

Una investigación de un equipo de científicos de la Universidad de Maryland, en Baltimore (EE. UU.), ha revelado que reír durante unos 10 o 15 minutos al día es una prevención excelente contra las enfermedades cardiovasculares. Entre sus efectos beneficiosos está la acción vasodilatadora, que determina un aumento del 22% del flujo sanguíneo. Según los estudiosos, se trata del mismo resultado que se obtendría desarrollando una actividad física de intensidad moderada, como por ejemplo subir andando 3 o 4 pisos de escaleras.

Elixir de juventud

La sonrisa, y en mayor medida aún la risa, son la manera más natural de distender los músculos faciales, cuyas excesivas tensiones favorecen la aparición de las arrugas. Un rostro luminoso nos hace parecer más simpáticos y, por si fuera poco, nos da un aspecto más juvenil.

Terapia del buen humor

La literatura científica está de acuerdo en que la sonrisa es un fármaco natural excepcional. Cuando sonreímos estimulamos el cerebro para que produzca dosis elevadas de endorfinas, cuya función analgésica reduce la percepción del dolor. Al mismo tiempo, en el organismo aumentan los niveles de serotonina, el neurotransmisor que induce el buen humor y combate el estrés.

Gimnasia para adelgazar

De la sonrisa a la carcajada solo hay un paso y es muy ventajoso para la báscula. Un estudio publicado en el International Journal of Obesity sugiere que reír 15 minutos al día quema una cantidad de calorías suficiente como para perder 2 kilos en un año. En definitiva, se trata de una táctica divertida para soportar los beneficios del ejercicio físico y de una dieta equilibrada.

Credits photo: AGE/MONDADORI PORTFOLIO