Mirada serena, piel tersa y un color saludable: es el retrato del rostro de una persona recién llegada de vacaciones. ¿Cómo seguir manteniéndolo así a la vuelta a casa? Con pequeños trucos fáciles y al alcance de todos. Los remedios se encuentran… en la cocina y en la verdulería: no solo comiendo alimentos beneficiosos para la piel, sino también preparando mascarillas de belleza. Y si todo esto no fuera suficiente, también está la gimnasia facial. Una vez pongáis en práctica el programa antiedad, no dejaréis de repetirlo siempre antes de una cita importante. ¡Hay que probar para creer!

"Aguacate, kiwi, frutas del bosque, granada y patatas dulces son alimentos portentosos para la piel: gracias a su poder antioxidante contrarrestan los efectos del envejecimiento de la piel debido a la exposición solar."

5 alimentos antioxidantes

Una de las maneras más sencillas de mantener la piel joven es introducir en el menú diario los alimentos adecuados. ¿Algún consejo? Aguacate, kiwi, frutas del bosque, granada y patatas dulces son alimentos portentosos para la piel: gracias a su poder antioxidante contrarrestan los efectos del envejecimiento de la piel debido a la exposición solar. Cada uno de ellos destaca por el alto contenido en vitaminas (A, C, E y flavonoides) que contribuyen a mantener el cutis joven y luminoso. ¿Por ejemplo? Los kiwis contienen mucha vitamina C, que tiene una acción lifting que hace que las fibras de colágeno, las que sostienen la piel, sean más resistentes. Las antocianinas que contienen las frutas del bosque mejoran la circulación de la sangre, garantía de un cutis luminoso, mientras que la vitamina A de las patatas dulces nos regala un buen color.

Mascarillas

Además de ser una magnífica fuente de nutrición para la piel, los alimentos pueden mejorarla incluso desde fuera. Algunos alimentos son ingredientes imprescindibles de mascarillas hechas en casa por su efecto antiedad.

Para una piel sedosa Licuad una rodaja de melón con una cucharada de azúcar y una de sal fina. Aplicad el compuesto (resultará bastante líquido) sobre el rostro y cubrid con una capa de film transparente de cocina, evitando ojos y boca. Dejad actuar durante 10 minutos y aclarad con agua tibia.

Para un efecto terso Preparad una eficaz mascarilla con efecto lifting deshaciendo un dado de levadura de cerveza en un poco de leche, hasta obtener una consistencia cremosa. Aplicad la mascarilla en el rostro: cuando se endurezca, retirad con agua fría.

Para una mirada descansada En un mortero machacad suavemente unas hojas de menta fresca, añadiendo algunas gotas de aceite de almendras y una cucharada de miel hasta obtener una “pasta”. Empapad dos gasas en este compuesto y aplicadlas en las órbitas de los ojos durante 10-15 minutos. Aclarad con agua tibia.

Para reafirmar el contorno de ojos El aceite de jojoba es un remedio infalible: más ligero que los demás aceites, es una cera líquida especialmente indicada para la zona del contorno de ojos. Se absorbe fácilmente y contiene antioxidantes por cuya acción los tejidos se vuelven más elásticos. Aplicadlo con delicados golpecitos del dedo anular desde el interior de la cara hacia el exterior, tratando de tirar ligeramente de la piel.

Dos ejercicios fáciles de gimnasia facial a prueba de fuerza de gravedad

Además de una alimentación adecuada y las mascarillas, la gimnasia facial, si se realiza con asiduidad, es una aliada perfecta para combatir la piel que cae, manteniendo la elasticidad del cutis. Aquí van dos ejercicios fáciles para cada día: repetid el movimiento 10 veces seguidas tres veces al día durante al menos un mes.

Para la parte inferior del rostro Sonreíd abriendo la boca tanto como podáis, como si quisierais pronunciar la letra “E”. Mientras tanto, intentad activar los músculos de debajo de la barbilla con un empujón desde el cuello. Mantened la posición durante 5 segundo y soltad suavemente.

Para la parte superior del rostro Abrid y cerrad los párpados con decisión, como si quisierais guiñar los ojos. Para aumentar la eficacia del ejercicio, apretad con los índices bajo las cejas, tirando los párpados hacia arriba oponiendo resistencia a los movimientos siguientes.

Credits foto: Shutterstock