Siempre de vacaciones, incluso en casa. ¿Cómo? Muchos se preguntan: ¿qué queda en el corazón y en el cuerpo tras el último viaje y cómo nos gustaría vivir a la espera del próximo? Esta es la respuesta: un estado de bienestar y relajación profundos, justo el que esos distendidos días nos han regalado. Pero una solución para esperar el siguiente viaje con serenidad o volver a entrar en la rutina cotidiana cuando concluye un periodo de vacaciones es encontrar los instrumentos adecuados que nos ayuden a mantener los beneficios de las vacaciones para resistir, hasta la próxima pausa regeneradora…

"La idea de la que partimos es la siguiente: estar siempre preparados para un nuevo viaje intentando no olvidar los beneficios que nos ha dejado. Así, vivir el día a día será casi como estar de vacaciones."

De vacaciones todo el año con la tecnología en el brazo

¿Hacemos como que las vacaciones todavía no han terminado? ¿Fingimos que falta muy poco para las próximas? Para conseguirlo podemos confiar en la tecnología y dotarnos de pequeños instrumentos innovadores para medir nuestro rendimiento y mantener alto el nivel de bienestar interior y exterior. La idea de la que partimos es la siguiente: estar siempre preparados para un nuevo viaje intentando no olvidar los beneficios que nos ha dejado. Así, vivir el día a día será casi como estar de vacaciones. Las grandes empresas tecnológicas han lanzado al mercado muchos aparatos de usos dispares. Para orientarnos en la elección disponemos de algunos trucos: intenta hacer una lista de los beneficios de las vacaciones. ¿Descanso profundo? ¿Regularidad en el sueño? ¿Potencia y fuerza física? La solución podría ser la de una de las muchas pulseras inteligentes; uno para todos, el FitBit, disponible en tiendas de tecnología o en tiendas virtuales, presenta un aspecto glamuroso que queda perfecto en la muñeca y que, gracias a la conexión a una aplicación del teléfono, lleva la cuenta de todas nuestras costumbres. Horas de sueño, calorías, pasos que damos… Pueden alcanzarse objetivos previamente marcados, llevar un diario de los propios movimientos o entrenamientos y divertirse compartiendo los logros con los amigos que tienen el mismo dispositivo. Fácil, moderno y fundamental para no ceder a la pereza.

La tecnología más innovadora en un casco de meditación

Si la inteligencia artificial y la robótica se han convertido en materia cotidiana, cuando se habla de relajación profunda, nos proponen aparatos de última generación capaces de interpretar cada uno de nuestros movimientos y estado mental. Entre las últimas novedades tecnológicas está un dispositivo llamado MUSE que registra la actividad cerebral, estudia el nivel actual de cansancio y estrés (para luego descubrir, como bien imaginábamos, que al final de las vacaciones el marcador está prácticamente a cero) y nos sugiere a través de la aplicación como relajarnos en cualquier situación. Igual que si estuviéramos todavía de crucero, en las tumbonas de la cubierta tomando el sol o contemplando cómo el horizonte azul del cielo se sumerge en el mar. Se puede comprar en Amazon y es algo parecido a una diadema fina, nada molesta, que se lleva a la altura de la frente y está unido a una aplicación para teléfono inteligente. Para usarlo hay que llevar los auriculares, conectarse a músicas y ritmos relajantes y el dispositivo mide las ondas cerebrales y nos da consejos para obtener un estado de relajación profundo. Para estar inmediatamente de vacaciones… ¡incluso en casa!

Imagen: Shutterstock