Afrontar el verano y la prueba del bañador sin miedo: con unos sencillos ejercicios diarios le será posible esculpir el trasero, haciendo que se aparezca firme y esté bien tonificado, obteniendo resultados satisfactorios. La satisfacción por el propio aspecto físico es uno de los elementos que contribuyen para conseguir un bienestar general.

"Sientate, levanta una a la vez la pierna derecha y la izquierda, manteniendo doblada la rodilla en ángulo recto. Empuja hacia arriba, manteniendo siempre el ángulo a 90° de la rodilla y sin olvidar mantener la espalda recta. Repetir treinta veces por cada pierna."

Enumeramos una serie de ejercicios sencillos: algunos se adaptan a un público femenino o en cualquier caso a quienes tienen una corporatura más fina o están poco entrenados; otros trabajan más la resistencia y por tanto se adaptan más a un público masculino o ya acostumbrado a una actividad física regular. Realízalos, siguiendo bien las indicaciones, en el momento de la jornada que te parezca más adecuado. Los resultados te sorprenderán.

Para ella

• Estírate de lado, sujeta la cabeza con la mano doblando el codo. Coloca el otro brazo a lo largo del costado. Ahora levanta la pierna manteniéndola extendida para reforzar tanto los músculos del interior del muslo, como los abdominales laterales y el glúteo. Colócala ahora cerca del suelo pero sin apoyarla, y luego repite el movimiento veinte veces por pierna.

• Apóyate al respaldo de una silla con las dos manos. Dobla ligeramente el busto hacia adelante y levanta hacia atrás una pierna cada vez, contrayendo el glúteo. Repite el ejercicio veinte veces por pierna, hasta que notes un poco de escozor.

• Ponte a cuatro patas, con la espalda perfectamente recta y las manos apoyadas en el suelo con los brazos extendidos. Estira simultáneamente la pierna derecha hacia atrás y el brazo izquierdo hacia adelante (y viceversa, pierna izquierda y brazo derecho) manteniéndolos paralelos al suelo y alargando las extremidades el máximo consentido. Repetir el ejercicio veinte veces para la pierna derecha - brazo izquierdo y veinte para la pierna izquierda – brazo derecho.

Para él

• A cuatro patas, levanta una a la vez la pierna derecha y la izquierda, manteniendo doblada la rodilla en ángulo recto. Empuja hacia arriba, manteniendo siempre el ángulo a 90° de la rodilla y sin olvidar mantener la espalda recta. Repetir treinta veces por cada pierna.

• Efectuar estocadas para tonificar los glúteos. De pie y con las manos en los costados, alarga una por una las piernas en una estocada (cuanto más profunda sea, mayor será la eficacia del ejercicio). Cuando lleves a cabo este movimiento tienes que prestar atención para mantener perfectamente recta la espalda, contrayendo glúteos y abdominales, y no superar los 90° entre pierna y suelo. Repetir treinta veces por cada pierna.

• Estírate sobre la espalda con los brazos a lo largo de los costados. Coloca sobre el pecho dos pesos de dos kilogramos cada uno y levanta las dos piernas manteniéndolas extendidas. Contrae los glúteos y mantén la posición durante cinco segundos, luego coloca de nuevo las piernas sobre el suelo lentamente. Repite veinte veces. Este ejercicio es óptimo tanto para el trasero como para tonificar también los abdominales.

Credits photo: Olycom