Trabajo, deberes, obligaciones… ¿En casa todos soñáis con hacer un crucero fuera de temporada para cargar las pilas y pasar algo de tiempo juntos? ¡El Mediterráneo es lo que necesitáis! Podréis disfrutar de los destinos con excursiones verdaderamente especiales ideadas para que os divirtáis todos juntos. Aquí tenéis algunas ideas para pasar unos fantásticos días en familia.

"Se trata de una disciplina que se puede efectuar en cualquier parte (incluidas las ciudades) y es antiestrés y antidepresiva."

Nápoles: el arte de la pizza y un tentempié muy "antiguo"

En Nápoles hay una obra maestra reconocida por la UNESCO y que gusta a todo el mundo: ¡la pizza napolitana! Tras un paseo por el centro, visitaremos el antiguo teatro greco-romano, hoy en día anexionado en un edificio de época posterior. En la parte más alta del teatro, la Summa Cavea, bajo las gradas, en lo que antaño era el laboratorio de un carpintero, se ha recuperado un antiquísimo horno de leña, excavado en la toba, que actualmente se utiliza, de manera única y original, para cocer pizza. Justo aquí, a vosotros y a vuestros hijos, os espera una verdadera “clase magistral” de la mano de los mejores maestros pizzeros. Además de descubrir sus secretos, degustaréis la pizza recién sacada del horno y estaréis listos, si os apetece, para volver a hacerla juntos en casa.

Otra experiencia fascinante y emocionante, que seguramente atrapará la atención de vuestros hijos, os espera en la visita al sitio arqueológico de Pompeya, donde todo se detuvo en el 79 d. C., año de la erupción del Vesubio. Pasead juntos por las calles, sentaos en el anfiteatro elíptico y entrad en las casas, imaginando cómo era la vida en aquella época. Y para hacer vivir a los niños un viaje atrás en el tiempo a través de los sabores, les espera una deliciosa sorpresa: una merienda de estilo pompeyano, con pan de espelta y dulces a base de miel y granada, igual a la que tomaban hace siglos los niños de Pompeya.

De paseo en tuk tuk por Split

¡Nunca se es demasiado mayor para el tuk tuk! Subid en estos divertidos taxis de tres ruedas para descubrir Split “a todo trapo” desde la céntrica plaza de Bavice, pasando por los restos venecianos inmersos en el verdor del Parque Strossmayer y hasta el mirador de la Terraza Vidlica. El Palacio de Diocleciano se merece que lo recorráis a pie, paseando por sus callejas, así que “aparcad” vuestro taxi y adentraos en esta increíble zona en la ciudad. Después podéis retomar vuestro itinerario “slow” disfrutando del espectáculo que pasa ante vuestros ojos y el dulce aire de la primavera en la costa dálmata.

¿La fiesta en Grecia? ¡Mítica!

En Katalolon, cerca de Olimpia, los propietarios de una granja típica os acogerán con una verdadera fiesta griega entre amigos. Vuestros acompañantes más pequeños serán los grandes protagonistas de esta insólita y divertida experiencia, ayudando también a los propietarios de la granja a preparar la ensalada griega y los pinchos souvlaki para asar en la parrilla, que luego degustaréis todos junto a otras especialidades griegas preparadas allí mismo. A continuación, se abrirán los bailes con las notas del sirtaki: ¡preparaos para participar en una cautivadora fiesta griega!