Portoferraio



Vale la pena visitar cualquier rincón de esta pequeña ciudad. Hay vistas magníficas desde las plazas, y las calles estrechas y las casas pintadas de colores pastel dan a Portoferraio una magia especial.