Taiwán



Los navegantes portugueses la llamaron "Formosa" por sus maravillas naturales: una isla repleta de espesuras forestales y armoniosos paisajes.